26.5 C
Caracas
martes, 17 mayo, 2022

Pilotos que van a zonas indígenas pagan vacunas por despegues y combustible

-

Santa Elena de Uairén.- La escasez de combustible es uno de los principales problemas para los pobladores de Santa Elena de Uairén, situación que afecta sobremanera a habitantes de la zona occidental donde solo se llega por vía aérea.

Para poder cargar sus tanques, los pilotos tienen que pagar altas sumas en las estaciones de servicio, que cada cierto tiempo envían una gandola cargada con combustible especial para aviones. Es por ello que el pasaje es cobrado entre 300 y 400 reales brasileños, equivalentes a 80 y 100 dólares.
Indígenas que informaron este problema alegaron que los pilotos también pagan «vacuna» para que sus vuelos sean autorizados

Indígenas de las poblaciones Kamarata, Urimán y Wonken han manifestado en reiteradas oportunidades las limitaciones de su travesía cada vez que tienen que salir de sus hogares en busca de alimentos y medicinas. La situación se complica porque los pilotos de avionetas que cubren esta ruta han reducido sus jornadas de vuelo por falta de combustible AVgas y JetA-1. 


LEE TAMBIÉN: 

EN BRUZUAL HACEN TRUEQUE CON PESCADO PARA ABASTECERSE DE GASOLINA

«Intentamos sobrevivir a como dé lugar sin abandonar nuestras tierras, es por ello que algunos nos vimos obligados a recurrir en la minería porque antes lo que queríamos era salir de nuestras comunidades a estudiar y regresar, es por ello que el gobierno siempre se ha querido aprovechar de nosotros porque piensa que siempre tenemos dinero», alegó una pobladora de Wonken. 

Las mujeres de esta comunidad viajan hasta Santa Elena para cruzar la frontera y comprar comida y medicinas, no pueden llevar lo que quieren porque cada avioneta tiene un peso estipulado. Esta medida ha disminuido por el costo del pasaje, contaron. 

A mediados de año, caciques de las principales comunidades de la Gran Sabana se reunieron con autoridades del gobierno regional para tratar la crisis de la falta de combustible.

En ese entonces acordaron que enviarían al menos una gandola semanal y que no dejarían de abastecer de combustible a las avionetas, precisamente por el tránsito de personas que entran y salen de las referidas comunidades. No obstante, nada de lo acordado se cumplió. 

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a