28 C
Caracas
jueves, 24 septiembre, 2020

Personal sanitario interrumpe funeral en Amazonas por sospecha de COVID-19

Un epidemiológico y un médico forense sacaron a un difunto que estaba siendo velado en un sector de Amazonas, lo trasladaron al cementerio y lo sepultaron en medio de la noche. Familiares aseguran que no hay certeza de que el fallecido haya tenido coronavirus, porque jamás le practicaron la Prueba de Diagnóstico Rápido (PDR)

-

Puerto Ayacucho.- Autoridades de Salud de Amazonas interrumpieron el 11 de agosto un funeral que se estaba realizando en el barrio Monte Bello debido a que sospechaban que el deceso se había producido por complicaciones asociadas al COVID-19.

Algunos familiares aseguraron a El Pitazo el viernes 14 de agosto que Mario Garrido, de 73 años, murió en su residencia sin ser sometido a la Prueba de Diagnóstico Rápida (PDR) y que su fallecimiento se debió a un enfisema pulmonar, de acuerdo con la evaluación del médico tratante.

Jesús Rodríguez, sobrino del difunto, relató que el epidemiólogo Miguel Hernández y el jefe de la Medicatura Forense, José Arianna, se presentaron en el velatorio y, con un acta de consentimiento que no fue avalada por la esposa, se llevaron el cuerpo.

LEE TAMBIÉN

Bolívar | MP investigará extravío del cadáver de mujer que probablemente murió por COVID-19

- Advertisement -

Rodríguez aseguró que ya existía un acta de defunción certificada por el médico tratante, Williams Velázquez, la cual indicaba que Garrido falleció por un paro cardiorrespiratorio debido a una enfermedad que padecía. Afirmó además que esa acta fue anulada y se levantó otra que reflejó el deceso por supuesto coronavirus.

«El cuerpo lo metieron en una bolsa y el ataúd fue sellado. Todo ocurrió a las 8:00 pm, cuando fue trasladado hasta el cementerio de Payaraima», dijo Rodríguez, quien aseveró que la fosa no estaba lista y que los mismos directores de la Gobernación fungieron como obreros y lograron sepultar el cuerpo pasada la medianoche.

Jesús Rodríguez añadió que durante el proceso realizado, el epidemiólogo y el jefe de la Medicatura Forense no cumplieron con las medidas establecidas en el protocolo sanitario, pues no tenían tapaboca ni guantes. «Ninguno de los dos estaba vestido como lo exige la Organización Mundial de la Salud. No entendimos el supuesto protocolo de estos médicos», afirmó.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado