En frontera con Brasil solo permiten ingreso de camiones que tengan autorización de la Gobernación de Bolívar

Las autoridades regionales han permitido el ingreso de camiones de empresas privadas o de acuerdos bilaterales, pero no permiten el paso de peatones, vehículos particulares u otras gandolas

1253

Santa Elena de Uairén.- La frontera entre Brasil y Venezuela por el municipio Gran Sabana del estado Bolívar se encuentra cerrada desde el 22 de febrero por orden de Nicolás Maduro. Esto impidió el paso de la ayuda humanitaria, así como de personas que quedaron del otro lado de la frontera.

Sin embargo, el Gobierno regional está permitiendo el ingreso por la frontera de camiones con comida y alimentos provenientes de empresas privadas o de acuerdos bilaterales, por vía de excepción.

“Hubo una reunión entre el gobernador del estado Bolívar, Justo Noguera, y el gobernador de Roraima, y se llegó a unos acuerdos. Pero lo que sí tengo entendido es que, previa autorización, están ingresando algunas gandolas”, explicó a El Pitazo Guido Fratini, presidente de la Cámara Binacional Brasil-Venezuela.

Fuentes extraoficiales aseguran que son de empresas que mantienen negocios con el Gobierno regional, porque del lado de Brasil hay camiones de empresas privadas que están a la espera de poder ingresar tan pronto sea abierta la frontera Brasil-Venezuela. 

LEE TAMBIÉN: 

CAMPESINO BRASILEÑO PIDIÓ UN PRÉSTAMO PARA AYUDAR A LOS VENEZOLANOS EN RORAIMA

De acuerdo a información que manejan empresarios brasileños, esperan que se pueda abrir la frontera en los próximos días.

“Hay negociaciones del lado de Venezuela para empezar a comprar alimentos y medicinas a comerciantes brasileños”, mencionó Fratini.

El cierre de la frontera mantiene a los habitantes del estado Bolívar preocupados, porque gran parte de los alimentos consumidos son importados del país vecino; además, los habitantes de Santa Elena de Uairén acostumbran a hacer mercado en Pacaraima, porque debido al control de cambio que mantiene Venezuela les sale más económico.

Las personas que quedaron del otro lado de la frontera cruzaban caminando a través de los caminos verdes y trochas, pero estos puntos también fueron cerrados por efectivos militares.

DÉJANOS TU COMENTARIO