Ordenan captura del alcalde de Gran Sabana y caciques pemones

La medida la tomaron luego de que efectivos de la Guardia Nacional -los mismos que causaron la muerte de dos personas, hirieron de bala a 20 y con perdigón a una- tomaran este poblado en busca de dichos representantes indígenas para darles captura

884
Foto: Cortesía | Archivo

Pasadas las 7:00 pm de este 23 de febrero cuando se esperaba el ingreso de la ayuda humanitaria proveniente de Brasil, un grupo de indígenas pemones que pertenecen a la Guardia Territorial, huían por zonas montañosas de Santa Elena de Uairén en resguardo de su alcalde Emilio González y varios caciques.

La medida la tomaron luego de que efectivos de la Guardia Nacional -los mismos que causaron la muerte de dos personas, hirieron de bala a 20 y con perdigón a una- tomaran este poblado en busca de dichos representantes indígenas para darles captura.

La orden fue emanada por altos funcionarios de Nicolás Maduro que llegaron vía aérea a la capital del municipio Gran Sabana, luego de los disturbios que desde temprano protagonizaron pobladores y efectivos castrenses a la altura del Fuerte Eskamoto, ubicado a 10 kilómetros de la frontera con Brasil.

“Ordenaron la captura del alcalde y sus caciques vivos o muertos, los culpan de la rebelión del pueblo”, dijo una de las mujeres que forma parte de la Guardia Territorial. Presuntamente buscaban el ingreso a territorio brasilero para asegurar sus vidas.

La revuelta inició aproximadamente a la 1:00 pm al momento que manifestantes fueron emboscados por la GN, que dispararon desde matorrales mientras ellos arrojaban piedras y molotov a las tanquetas de militares frente a Eskamoto.

LEE TAMBIÉN:


Minuto a minuto | Llegada de la ayuda humanitaria a la frontera

El equipo reporteril que se mantuvo en la puerta de la sala de urgencias del Hospital Rosario Vera Zurita hasta las 5:30 pm, contabilizó dos fallecidos -José Hernández (26) con un tiro en la cabeza y otro hombre sin identificar que recibió un disparo en el pecho- además de los heridos.

La ayuda humanitaria que vino de Boa Vista llegó hasta la zona limítrofe conocida como “las banderas” pero no pasó la alcabala de la GN.

A los dos muertos de este sábado se le suma el asesinato de Zorayda Rodríguez (45), ocurrido el viernes en la zona Indígena de Kumaracapay. A ella la mataron los militares mientras amasaba para hacer pastelitos en su negocio. Le dispararon a su esposo Rolando García y luego otro funcionario se le acercó 10 metros y propinó tres disparos con un FAL, cabe destacar que este lesionado permanece en grave estado de salud en un hospital de Boa Vista pese a que otras versiones no conformadas han hablado de su deceso.

Manifestantes y pemones permanecen a esta hora en las calles de Santa Elena resistiendo ataque de militares hasta que ingrese la comida y medicinas o que el presidente Juan Guaidó realice otros anuncios o solicitudes internacionales.

De las denuncias realizadas, el equipo de El Pitazo pudo comprobar tres asesinatos, sin embargo los caciques informan que hay otros cinco fallecidos, información que aún no se ha podido confirmar.

Con información de Glorimar Fernández

DÉJANOS TU COMENTARIO