23 C
Caracas
miércoles, 25 noviembre, 2020

ONG alerta sobre aumento de explotación sexual en zonas mineras de Bolívar

La Comisión para los Derechos Humanos y la Ciudadanía (Codehciu) realizó una investigación sobre las condiciones de las mujeres que trabajan en un prostíbulo en el municipio minero del estado Bolívar, El Callao

-

El Callao.- La Comisión para los Derechos Humanos y la Ciudadanía (Codehciu) destacó la desprotección que tienen las mujeres que son víctimas de la explotación sexual en los municipios mineros al sur del estado Bolívar.

La prostitución en Venezuela no es un delito, no hay una ley que la tipifique como tal, y resulta por demás importante recordar que las mujeres que se dedican al trabajo sexual son humilladas, perseguidas y muchas veces matraqueadas por las autoridades por el oficio que realizan”, mencionó la coordinadora del área de género, Norkis Salazar.

De acuerdo con una investigación realizada por la ONG, la mayoría de las mujeres que trabaja en prostíbulos al sur del estado ronda entre los 20 y 36 años; son madres solteras y de distintas partes de la región oriental del país.

LEE TAMBIÉN

Explotación sexual: principal delito contra venezolanos migrantes en Colombia

- Advertisement -

Las entrevistadas comentaron a la organización que si un cliente quiere pasar la noche con ellas debe pagar 1.5 gramos de oro (el 15 de octubre el gramo de oro equivalía a 40 dólares), de estos solo reciben un gramo, pues el resto es destinado a los dueños de locales.

“Quisiéramos tener trabajos normales, en condiciones normales, no tener que mentirles a nuestras familias y mucho menos estar lejos de ellas; Maduro es culpable de esta situación. La crisis del país nos ha hecho emigrar dentro de nuestro propio país para poder seguir alimentando a nuestras familias”, comentó a Codehciu una de las mujeres que trabaja en un prostíbulo de El Callao.

Las mujeres que se dedican a la prostitución en estas zonas del país señalan que salieron de sus casas porque no tenían dinero para seguir manteniendo a sus familias y tomaron la decisión de irse a estas poblaciones.

LEE TAMBIÉN

HIJOS MIGRANTES | Arauca: niños venezolanos amenazados por explotación sexual y violencia armada

“La explotación sexual es un delito que vulnera los derechos humanos y que existe en todos los países. Codehciu ha velado por la protección y garantía de los derechos de niñas, adolescentes y mujeres, y ha visto con preocupación el aumento de esta y otras vulneraciones hacia ellas que existen en las zonas mineras”, indicó la ONG en su informe.

En la Policía del estado Bolívar les sellan cartones de control, por lo que aseguran que su trabajo es legal y que además reciben métodos anticonceptivos en el hospital de la población.

“Los ambulatorios y hospitales muchas veces no cuentan con antivirales, condones o algún tipo de anticonceptivos que les suministren a las mujeres para que puedan prevenir Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), como no hay posibilidad de que puedan realizarse los exámenes o chequeos médicos preventivos de ITS, que son el más común (si no el mayor) riesgo que corren las trabajadoras sexuales, considerando además que tampoco cuentan con poder adquisitivo que les permita comprar todos los insumos para prevenir estas infecciones”, indicó Salazar.

Codehciu pide sanciones para los hombres que se benefician con el proxenetismo e indica que la emergencia humanitaria compleja en la que se encuentra Venezuela ha hecho que aumente la vulnerabilidad y carencias para las mujeres que trabajan en prostitución. Además alerta del aumento de la violencia en estos municipios y que perjudica de manera diferenciada a las mujeres.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado