Mujer denuncia a hombre por violencia física y sexual en Delta Amacuro

Adriolys Ortiz de 23 años denunció a Osorio Pereira por abuso sexual tras una invitación a su casa, el pasado 25 de junio. Luego de casi un mes de no tener respuesta por parte del Ministerio Público, decidió contar su historia en redes sociales

993
La sobreviviente denuncia que las pruebas no llegaron al Ministerio Público | Foto: cortesía Melquíades Ávila

Delta Amacuro.- Adriolys Ortiz de 23 años denunció, a través de redes sociales, haber sido víctima de violencia física y sexual por parte de Osorio Pereira, el pasado 25 de junio en Tucupita, estado Delta Amacuro. Sin embargo, se conoció del caso este 18 de julio, tras la falta de respuesta por parte del Ministerio Público y las autoridades regionales.

“Nos conocimos por redes sociales y yo acepté salir con él y fuimos a su apartamento. Cuando me quería ir, que un amigo me fue a buscar, aproximadamente a las cuatro de la mañana, él no me dejó salir. Le pedí un vaso de agua y me dijo que solo tenía jugo de parchita, lo acepté y desde ese momento no recordé nada hasta la una de la tarde que me desperté en su cama desnuda”, relató Ortiz a El Pitazo a través de una conversación telefónica.

Ortiz se dio cuenta de lo que había sucedido al llegar a su casa, cuando una amiga estaba llegando y vio que tenía moretones en varias partes del cuerpo y el labio partido. También tenía dolor en sus partes íntimas. Su familia insistió en que debía denunciar, sin embargo, la joven temía hacerlo porque describe a Pereira como un hombre con dinero y poder.

“El lunes 28 de junio decidí hacer la denuncia ante el Cicpc (Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas), me hicieron las pruebas forenses, pero nada de eso había llegado a la Fiscalía. Por eso decidí hacer la publicación en redes sociales, para exigir justicia. La gobernadora Lizeta Hernández me citó a partir de las publicaciones y desde ese momento comenzó a moverse todo en los cuerpos policiales”, detalló Ortiz.

LEE TAMBIÉN: Autoridades desmantelan laboratorio presuntamente propiedad del «Vampi», «Koki» y «Garbis»

Osorio Pereira fue privado de libertad el pasado lunes 19 de julio por la Dirección de Investigaciones Penales del Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana (DIP), quienes en una detención preventiva le tomaron la declaración y buscaron las pruebas en su apartamento. Sin embargo, la mujer aseguró que él fue liberado hasta que no estén todas las pruebas.

“Su hermano, que es familiar de la alcaldesa de Tucupita, habló con los funcionarios para que esas pruebas no pasaran para Fiscalía. Osorio Pereira estuvo llamándome para vernos en persona, pero no le he respondido, porque no me voy a dejar amedrentar”, contó la sobreviviente de violencia basada en género.

Revictimización

“Una víctima que ha sido revictimizada por todas las autoridades. El Ministerio Público, la envía al Cicpc y ahí toman la denuncia y le hacen las pruebas forenses, confirmaron que hubo violación, pero cuando supieron de quien era hijo y empezó a correr dinero, se perdieron las pruebas”, reveló la presidenta de la organización Fundervida, Ludmila Gil.

Ortiz ha pasado por dos pruebas ginecológicas, una prueba psicológica y una toxicológica, que fueron realizadas este miércoles 21 de julio, casi un mes después del abuso sexual en el que asegura que fue drogada.

“Tuvimos que romper el silencio y utilizar las redes para poder tener justicia y que las autoridades actúen. Vamos a seguir apoyándola desde todo nuestro equipo técnico”, indicó Gil.

Ortiz teme que su agresor pueda huir del país, mientras los resultados de las pruebas llegan al Ministerio Público y dictan la orden de aprehensión, por lo que exhortó a los cuerpos policiales a actuar de manera rápida para que haya justicia.

“Quieren decir que él tiene una enfermedad mental para que no pague por lo que me hizo. Yo lo que quiero es que haya justicia y que más ninguna mujer pase por esto, que se conozca de lo que él es capaz”, exhortó Ortiz.

Las cifras de violencia basada en género han aumento en el país, debido a la cuarentena por la pandemia del COVID-19, entre enero y junio de 2021, Cepaz registró 99 femicidios. El Fondo de Poblaciones de las Unidas alertó el impacto de la VbG en mujeres “presentándose bajo las formas más crueles, degradantes y letales que atentan contra la vida de mujeres y adolescentes”.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.