Ambulancias resguardan colas para retirar cajas Clap tras muerte de jubilado de Sidor

Cuatro ambulancias, paramédicos, toldos y un personal que llevaba a los ancianos hasta el lugar donde retiraría su caja Clap, se observaron este martes 16 de julio en las instalaciones de la CVG en Puerto Ordaz, luego del fallecimiento de un jubilado de Sidor en plena cola

198
Un jubilado de Ferrominera Orinoco espera sentado a su hijo, cerca de la sede de la CVG en Puerto Ordaz, luego de recibir su caja Clap. Foto: Carlos Suniaga

Ciudad Guayana.- Este martes siguió el operativo de entrega de cajas Clap a jubilados de las empresas básicas de Guayana y era el turno de los empleados de Ferrominera Orinoco. El despliegue de salud y atención era evidente. Los jubilados manifestaron que tras la muerte de Alexis Becerra, de 68 años, el gobierno se vio obligado a brindarles atención mínima para evitar otra muerte, pues varios de los que hacen fila padecen enfermedades, están en muletas o en silla de ruedas.

“Si ayer hubiesen estado estas ambulancias y paramédicos, capaz y el compañero de Sidor se salva, porque lo habrían auxiliado, pero no se contó con nada de esto, como hoy”, dijo un jubilado de Ferrominera Orinoco que ya había retirado su caja.

Ayer, los jubilados hicieron cola en las cercanías de la Corporación Venezolana de Guayana, mientras que hoy los dejaron pasar y los sentaron en un toldo. En las cajas solo había arroz, pasta, granos y un kilo de leche. Se trata de un programa gubernamental llamado “clap obrero”.

“Nosotros no tenemos por qué humillarnos así para recibir nuestro alimento. Yo estaba acostumbrada a comprar mi comida en el supermercado, eso es vivir en democracia, pero esto que estamos pasando no es correcto”, comentó Aura Lezama, jubilada de Ferrominera con 33 años de servicio.

Rechaza hacer una fila para obtener una caja de comida, pero dice no tener otra opción, pues su salario como jubilada le alcanza para muy poco.


LEE TAMBIÉN: 
FALLECE JUBILADO DE SIDOR MIENTRAS HACÍA COLA PARA RETIRAR CAJA DEL CLAP

Ambulancias y paramédicos permanecieron este martes 16 de julio en la sede de la CVG, durante la entrega de cajas de comida a jubilados. Foto: Cortesía

Durante el proceso, los ancianos debían esperar en el toldo, luego pasar a la sede de la CVG, hacer una cola para verificarse en el sistema. Posteriormente, otra cola para recibir un número anotado en un cartón y finalmente una última fila para retirar su caja y salir por unas empinadas escaleras ubicadas en la parte trasera de la instalación pública.

Isidro Gómez, otro jubilado que trabajó por 32 años como operador de maquinaria y luego como mecánico en la estatal, asegura que son estos los peores años de su vida. “Eso nadie lo puede negar, esto es lo peor, la pensión no me alcanza, y encima tengo que hacer una cola para recibir una caja de comida, cuando en la Ferrominera tenemos un beneficio que es el comisariato, donde nos deberían dar alimentos buenos, pero no se cumple desde hace años”, detalló.

El dirigente sindical y miembro del Sindicato de trabajadores de Ferrominera, Omar Marcano, condenó que los ancianos tengan que hacer largas filas por una caja de comida y rechazó la muerte del jubilado de Sidor.

“Yo le pido al presidente de la CVG, Pedro Maldonado, que tome conciencia porque estamos hablando de la tercera edad, de personas que no pueden ni cargar sus cajas y deben caminar casi 200 metros para salir de esta sede. Estas cajas deberían entregarse en Ferrominera, no aquí”, declaró.

Las cajas solo contenían carbohidratos, un kilo de leche y granos. Foto: Carlos Suniaga

DÉJANOS TU COMENTARIO