23.7 C
Caracas
lunes, 16 mayo, 2022

Misión cristiana atiende a 50 personas en situación de calle en Amazonas

Misioneros voluntarios garantizan un plato de comida a estos ciudadanos los viernes de cada semana y los sábados para los niños

-

Puerto Ayacucho.- La iglesia El Mediador, en la capital de Amazonas, realiza jornadas sociales desde hace siete años, y la prioridad ha sido brindarles alimentos, ropa y calzado a los más necesitados y, sobre todo, sembrarles la fe a través de la palabra de Dios. Los beneficiados son más de 50 personas en situación de calle, incluyendo niños y niñas de diferentes pueblos indígenas.

Silverio Level, pastor de esta instalación cristiana evangélica, ubicado en la avenida Orinoco en el centro de la ciudad, destacó que estas actividades se desarrollan con el apoyo de misioneros voluntarios y de otras iglesias que le sirven de financiamiento para garantizarle un plato de comida a estos ciudadanos, todos los viernes de cada semana, así como para los niños los días sábados.

Level declaró a El Pitazo que están cumpliendo con la misión del Ministerio Pan y Vida, que es atender a personas que viven en la calle con problemas de drogas, alcohol y prostitución. Reveló que con el pasar de los años la cantidad de personas asistentes ha ido disminuyendo, en vista de que muchos de ellos se han regenerado y reintegrado a la sociedad, perdiendo el vicio con el que llegaron.

Destacó que otros han fallecido sumergidos en los narcóticos y en otras ocasiones asesinados por riñas entre pandillas. “Esta iniciativa nació con el fin de ayudar a estas personas desorientadas. La palabra de Dios es fundamental y lo principal para estos casos. Muchos de ellos se han restaurado y otros lamentablemente han fallecido. Seguiremos esforzándonos para que se reintegren a la sociedad y cumplan sus metas de vida”, expresó el pastor Level.

Por su parte, Gabriel Sánchez, uno de los misioneros de la iglesia, se mostró complacido por toda la labor emprendida y que llevan a cabo con mucha pasión y amor al prójimo. Enfatizó que estas obras benéficas han trascendido, llegando a las comunidades indígenas con la entrega de medicamentos y atenciones a enfermos con jornadas sociales, con la participación de médicos especialistas.

“Nuestra misión es servirle a los niños, sobre todo a los que están en situación de calle. El Ministerio Pan y Vida para menores tiene dos años y nació de lo que se venía haciendo con los adultos. Para la gloria del creador estamos atendiendo a casi 100 niños cada sábado de manera integral con estudios bíblicos. También hemos logrado jornadas de salud y vacunación. Creemos fielmente que el amor de Dios tiene que ser acción y no solo palabras”, precisó Sánchez.

LEE TAMBIÉN

Voluntariado se activa en Vargas para recolectar juguetes y enseres para Navidad

Silverio Level es el pastor de la iglesia, encargado de organizar con los misioneros y colaboradores un almuerzo los viernes de cada semana para los más necesitados. Foto: José Torres.

Grandes expectativas

La iglesia El Mediador ha llegado con jornadas médicas a comunidades remotas del municipio Autana, entre ellas: Barranco de Tonina, Coromoto Cuao, Pendare y Piedra de Tonina. Los integrantes de esta asociación estiman que para 2020 el comedor para los niños se realice tres veces a la semana. Además, se espera brindarles las mismas atenciones a personas de la tercera edad.

Para el mes de enero del venidero año se retomarán todas estas actividades, según informó el pastor Silverio Level, donde la palabra de Dios seguirá siendo la carta de presentación. Agregó que lo que perciben no es suficiente; sin embargo, seguirán dando pasos firmes para continuar con esta hermosa labor, sin abandonar a todos aquellos que buscan salir de la oscuridad.

La Misión Pan y Vida también se ejecuta para los niños indígenas y en situación de calle todos los sábados de manera integral con estudios bíblicos. Foto: Gabriel Sánchez.

Visible realidad

Los encargados de esta iglesia evangélica aclararon que no reciben financiamiento de parte de las instituciones gubernamentales. Explicaron que las actividades desarrolladas se realizan con la colaboración de los miembros de otras iglesias, quienes se encargan de reunir los productos que se necesitan cada semana para el almuerzo que les brindan a todos los que asisten a este templo.

Otra realidad que observaron es que en cada visita que realizan a las comunidades indígenas de los distintos ejes carreteros han notado el abandono en el que se encuentran, por la carencia de los servicios básicos y la necesidad que tienen de un centro asistencial, porque los ambulatorios están inoperativos por la falta de medicinas y de médicos.


Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a