27.1 C
Caracas
viernes, 21 junio, 2024

Maratonista y sacerdote: Josiah K’Okal denunció el tráfico de indígenas waraos

La comunidad warao de Delta Amacuro exige a las autoridades de seguridad una investigación clara, que revele lo que ocurrió en la muerte del sacerdote keniano que trabajó en la defensa de los derechos humanos de los pueblos indígenas

-

Tucupita.- A Josiah K’Okal le decían “Baré mekoro” o “Padre negro” en warao, la lengua de los indígenas del mismo nombre que habitan entre el sur de Monagas y la región Guayana de Venezuela. Es la etnia que K’Okal defendió y protegió desde 2006 cuando comenzó a trabajar en la Pastoral Indígena en Nabasanuka y Tucupita, en el estado Delta Amacuro.

K’Okal aprendió warao para evangelizar a los indígenas. También hizo suya la cultura de la etnia. Es así como se ganó el respeto y el cariño de quienes hoy exigen a las autoridades de seguridad una verdadera investigación, pues no creen en la tesis del suicidio.

Bolívar | Jubilados cumplen seis años de protesta frente a la CVG

El padre Josiah fue encontrado muerto este martes, 2 de enero. Según una minuta de la Guardia Nacional, el hallazgo fue hecho por un vecino del sector Carapal en una zona enmontada de la comunidad Boca de Guara, cerca de la vía nacional que une a los estados Monagas y Delta Amacuro. 

El sacerdote keniano desapareció el 1 de enero de 2024. A las 9:00 a.m. salió en bicicleta de la casa presbiteral en Tucupita para visitar a las comunidades indígenas. Los habitantes de Janokosebe y un grupo de guardias nacionales en la alcabala del Dique fueron los últimos en verlo.

¿Quién fue el padre Josiah K’Okal?

Josiah K’Okal nació el 7 de septiembre de 1969 en Siaya, Kenia. Tenía 54 años y antes de tener una vida religiosa fue maratonista. De acuerdo con una publicación de la Organización Consolata América, K’Okal ingresó a esta congregación en 1993. Estudió teología en Londres y cuatro años más tarde se ordenó sacerdote. 

La misma publicación refiere que en 1997 fue enviado a Venezuela. Desde entonces, sirvió en la Animación Misionera y Vocacional, la pastoral Afrodescendiente y parroquial de Barlovento, estado Miranda. De igual forma, en la Pastoral de Animación Misionera en Barquisimeto y la Pastoral Indígena en Nabasanuka y Tucupita.

“También sirvió en la congregación como administrador, consejero, vicesuperior y superior de la Delegación de los Misioneros de la Consolata en Venezuela”, se lee en la reseña de la Organización Consolata América.

Su labor con las etnias venezolanas le valió la nacionalidad. Al mismo tiempo, el Ministerio de Educación lo certificó como maestro. Realizó cursos sobre derechos humanos y fue así como inició su trabajo en la defensa de los derechos de los indígenas. 

Bolívar | Vecinos de dos edificios en Guayana tienen 37 días sin luz 

Acompañó la migración de waraos a Brasil y denunció el tráfico de aborígenes al sur de Venezuela. En 2022 terminó una maestría en Antropología, en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales de Ecuador. Su tesis se basó en el caso de los waraos desplazados en Brasil, el hacinamiento en los centros de refugiados y la violación de sus derechos.

La Red Eclesial Panamazónica expresó, en una nota de duelo, no solo su pesar sino el sentimiento de susto que le ocasionó el deceso del sacerdote. “Su desaparición y repentina muerte al inicio de este nuevo año nos asusta y entristece, porque hemos perdido a un dedicado cuidador y defensor de nuestros pueblos y realidades amazónicas”, reza parte del comunicado posteado en la página de la Consolata Americana. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR


Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a