Jubilados y familiares protestaron por suspensión de entrega de cajas Clap en Bolívar

meta_valvp

Ciudad Guayana.- La suspensión del cronograma de entrega de cajas con comida para trabajadores jubilados de las empresas básicas de Guayana derivó en protestas este 18 de julio. Se tenía previsto que este jueves se le daría atención exclusiva a los familiares cuyos parientes jubilados no pudieran asistir por presentar condiciones de salud que les impidieran la movilización a la sede de la Corporación Venezolana de Guayana, el lugar de entrega del combo alimenticio, que solo tiene un kilogramo de leche, carbohidratos y un paquete de lentejas.

La mayoría de los familiares llegaron de madrugada a los portones de la CVG en Alta Vista, Puerto Ordaz, pero se encontraron con la sorpresa de que no los dejaron pasar, sin razón alguna. Todos tenían en sus manos informes médicos y autorizaciones de sus parientes que daban fe de que no podían moverse por sí mismos para buscar la caja, tal como lo solicitó la estatal en misivas que envió el fin de semana pasado.

“Los casos que presentan justificación y/o autorización serán atendidos única y exclusivamente el jueves 18/07/19”, se lee en un comunicado que recibieron los empleados en sus teléfonos celulares por parte de la gerencia de las distintas empresas afiliadas al parque industrial de Guayana.


LEE TAMBIÉN: 
AMBULANCIAS RESGUARDAN COLAS PARA RETIRAR CAJAS CLAP TRAS MUERTE DE JUBILADO DE SIDOR 



Los manifestantes, claramente molestos, reclamaron el maltrato al que son sometidos al ser dejados bajo el sol. “Hoy nos toca a nosotros los autorizados, porque tenemos familiares que están enfermos, que no pueden dirigirse hasta aquí. Aquí yo tengo todo, copia de cédula mía y de mi tío, pero me dicen que no me van a dar la caja. ¿Acaso ellos aunque no puedan venir no son seres humanos, no comen?”, declaró Mercedes Hernández, sobrina de un jubilado de la corporación.

Ella considera injusto mendigar una caja de comida después de que su familiar trabajó por más de 30 años en la empresa. “Les pido a las autoridades que respeten el cronograma, porque nosotros también trabajamos y hoy yo perdí mi día de trabajo, que me lo van a descontar”, comentó.

Norma González, esposa de un jubilado de Sidor, también estaba en la protesta. “Él es ciego, diabético, no camina, está postrado en una cama y vivimos en Ciudad Bolívar. Cuando llegué aquí me dijeron que no hay fecha para la caja; no importa que yo tenga la autorización de mi esposo”, declaró, mientras se lamentaba de no tener para comer ni para pagar el pasaje de regreso a la capital del estado, pues viajó en cola hasta Puerto Ordaz.

Desde Upata, Ciudad Bolívar y hasta Tucupita llegaron a la CVG por la caja de comida. Todos dijeron que para ellos valía la pena el viaje, pues no tenían comida en casa ni tampoco perciben un ingreso que les permita comprar alimentos. De manera que esperar y protestar por la caja era lo único que podían hacer.

Denunciaron que a tempranas horas de la mañana vieron cómo un camión, que ellos presumen tenía cajas Clap, salió por la parte trasera de la institución pública. «Eso es muy raro, porque justamente hoy sale ese camión y no nos dejan pasar a nosotros. Es como si se hubiesen llevado la comida de nuestros familiares», dijo una ciudadana en la huelga.

Desde la CVG no ha habido un pronunciamiento sobre la suspensión de la jornada este jueves; sin embargo, según el cronograma, se espera que este viernes 19 de julio continúe la entrega de los productos, pero solo para los rezagados y no para familiares que tengan autorización de los jubilados.

DÉJANOS TU COMENTARIO