Indígenas yanomami denuncian incursión de garimpeiros brasileños en aldea de Amazonas

En Coyovateri, la aldea donde los garimpeiros han tomado el control, habitan unas 100 familias de la etnia indígena yanomami. Los nativos afirman que los irregulares están extrayendo oro y contaminando el río

154
Los indígenas hicieron la denuncia en la radio local Marawaka. Foto: Cortesía Mickey Véliz

Dirigentes indígenas de la etnia yanomami en el estado Amazonas denunciaron que un grupo de garimpeiros brasileños irrumpió en la comunidad Coyovateri, ubicada en el municipio Alto Orinoco. De acuerdo con Pepe Joroveti, un líder nativo del sector, los extranjeros están sacando oro y contaminando el agua del río Orinoquito, un afluente del Orinoco.

«Se metieron unos cuantos brasileños. Están trabajando en ese río sacando oro. Y eso a nosotros nos trae muchas enfermedades porque el agua se contamina. Por eso vengo a traer esta denuncia, pues no estoy de acuerdo con este grupo que entró sin permiso en nuestro sector», le dijo Joroveti a periodistas de la emisora local Marawaka.

En la comunidad Coyovateri hay unas 100 familias pertenecientes a la etnia yanomami, que, según los denunciantes, se sienten indefensas porque no cuentan con apoyo del Gobierno para expulsar a los foráneos que están acabando con el ecosistema.

«Yo quiero que el Gobierno municipal de Alto Orinoco tome en cuenta al menos esta denuncia que estoy presentando. Les pedimos a los altos mandos militares que nos den apoyo y también quiero llamar la atención del alcalde Ramiro Moi para que vea este problema y lo resuelva», enfatizó el dirigente indígena.

Garimpeiros ganan terreno

En agosto de 2021, la ONG Kapé Kapé informó que al menos 400 garimpeiros armados tomaron el control de varias zonas indígenas del Amazonas con el objetivo de extraer oro y otros minerales. Para entonces los irregulares habían ingresado a los sectores Wasiri, Sorocomaíña, Acietejeri y Cacikó, cerca de la frontera con Brasil.

La organización agregó que los aborígenes de estas comunidades viven esclavizados, «ya que los hombres y niños son forzados a trabajar en la minería y las mujeres son obligadas a prostituirse», apuntó la ONG. 

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.