29 C
Caracas
jueves, 3 diciembre, 2020

Indígenas de Amazonas emigran a Colombia para evadir la crisis económica

Sin cifras oficiales de alguna autoridad regional, voceros aseguran que la migración hacia el vecino país ha sido masiva. Las trochas son los caminos que más utilizan para cruzar la frontera, a pesar de las restricciones del gobierno

-

Puerto Ayacucho.- Indígenas del pueblo jivi de las comunidades Rueda, Coromoto, Platanillal y Brisas del Mar, entre otras, siguen emigrando masivamente hacia la frontera buscando mejores oportunidades de vida ante la grave crisis económica que vive el país y que afecta a esta población vulnerable.

Sin conocerse cifras de ninguna institución de gobierno, voceros comunitarios aseguraron a El Pitazo que un estimado de 200 indígenas, jóvenes y adultos, han salido del estado por la vía fluvial los últimos dos meses utilizando los caminos irregulares para llegar a los departamentos fronterizos del Vichada y Guainía.

Otra fuente consultada reveló que existen más de seis trochas que son utilizadas por viajeros de comunidades del eje carretero sur de Atures. Los indígenas salen en horas de la madrugada y caminan varios kilómetros hasta una pequeña embarcación que cobra 50 mil pesos colombianos y que los espera para cruzarlos.

José Rodríguez, residente de la comunidad Rueda, dijo: “La situación está tan difícil que casi toda mi familia emigró a Colombia para tener mejores ingresos económicos”. Afirmó que los indígenas son los más golpeados por la crisis, porque pasan muchas necesidades ante el aumento descontrolado de los productos.

- Advertisement -

LEE TAMBIÉN

INDÍGENAS DE APURE SALEN DE SUS TERRITORIOS HUYENDO DE LA VIOLENCIA

“Es triste, mi familia decidió buscar otro rumbo para poder sobrevivir a esta crisis que nos tiene pasando muchas necesidades. En casi todas las comunidades se ve hambre y miseria”, reiteró Rodríguez, quien sostuvo que en Rueda, por semana, migran a la frontera entre 5 y 10 personas en busca de un mejor futuro.

Asimismo, Diana Sandalio, de Coromoto, llamó la atención de las autoridades al considerar que es preocupante la precariedad que se vive en las comunidades. “No contamos con servicios básicos. No hay gas y la comida del Clap llega después de dos meses. Esa es la razón por la que la gente se está yendo”, enfatizó.

Por su parte, el dirigente político de oposición, José Mejías, puntualizó: “No hay condiciones de vida para los indígenas que residen alejados del centro de la ciudad”. A su juicio, el gobierno regional no ha practicado la política correcta, porque no ha solucionado los problemas que presentan por falta de servicios.

“Son demasiados los indígenas que están abandonando sus casas para irse a Inírida y Puerto Carreño. Muchos se van ilusionados creyendo que por allá les irá mejor y al no conseguir trabajo se quedan durmiendo en parques y plazas; eso es lamentable y tienen que hacer algo al respecto”, recalcó.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado