Habitantes de Puerto Ayacucho denuncian la anarquía que azota a la capital de Amazonas

Puerto Ayacucho está sumergida en un caos total ante la falta de un plan del gobierno municipal; los trabajadores informales se apoderaron del centro de la ciudad, mientras que los servicios básicos están en decadencia

312
Las protestas por la deficiencia en los servicios básicos es otro de los panoramas que se observan a diario en la capital amazonense. Foto. Mickey Véliz.

Puerto Ayacucho.- En Puerto Ayacucho, los habitantes de la ciudad más joven de Venezuela atraviesan situaciones difíciles: están al borde del colapso por la anarquía en la que se encuentra sumergida la urbe, por  la falta de un plan del gobierno municipal para recuperar los espacios del centro de la ciudad, que está abarrotado de trabajadores informales, conocidos como “bachaqueros”.

Este desconcierto va más allá de los servicios básicos precarios: el aseo urbano es deficiente, el transporte público funciona con grandes dificultades por la falta de combustible en las estaciones de servicio y el alza arbitraria del pasaje, sin consulta a los ciudadanos, los concejales, ni al alcalde de la jurisdicción, refieren transeúntes consultados por El Pitazo.

Los ciudadanos también enfrentan dificultades las fallas en la distribución del gas doméstico. Asimismo, las entidades bancarias continúan fallando, así como la plataforma de internet y las comunicaciones conforman problemas sin resolver, además de la falta de efectivo en las bóvedas, porque no llegan remesas de papel moneda.

Héctor Fuentes, residente del barrio Carinaguita Sucre de Puerto Ayacucho, declaró a El Pitazo que otro de los problemas existentes es el alza de los precios de los alimentos. A su juicio, en los establecimientos comerciales y carnicerías los productos de la cesta básica los aumentan “de una hora a la otra”. Expresó que “en esta ciudad los productos en la mañana tienen un precio y en la tarde ya tienen otro, es increíble”.

LEE TAMBIÉN: 

INDÍGENAS PROTESTARON POR LA CARENCIA DE SERVICIOS BÁSICOS EN AMAZONAS

Fuentes precisó que esta situación se presenta en los comercios “de los chinos” en las avenidas Orinoco y 23 de Enero, zonas céntricas de la capital que también han sido tomadas por vendedores de todo tipo sin que exista una regulación o control de parte del ente jurisdiccional, que hasta ahora ha permanecido en silencio, mientras aumentan las quejas y denuncias de los afectados.

“La anarquía crece todos los días ante el silencio cómplice de la Alcaldía. Los bachaqueros tomaron todo el centro; no tenemos por dónde caminar. En todas las aceras se observa la exhibición de productos sumamente caros y que solo los puede comprar aquel que tenga efectivo. ¿Dónde están las autoridades? Este es el momento de que cumplan con su política en bienestar del pueblo. El comer en este pueblo se ha vuelto cada día más complicado”, indicó el mencionado ciudadano.

La ciudad de las colas

La que fue considerado en un momento como la ciudad más tranquila de Venezuela hoy está convertida en un lugar de desconcierto por todo lo que se observa y sobre todo por lo que se vive. Sus mismos habitantes la describen como “la ciudad de la colas”, mencionó una ciudadana residente del centro de Puerto Ayacucho, que solicitó mantener su nombre en reserva.

Todos los días Puerto Ayacucho amanece con kilométricas filas en los bancos para retirar efectivo, en las bombas para surtir combustible, para facturar el gas, en las carnicerías y comercios para comprar alimentos, precisó la dama a El Pitazo.

“Se ha conocido de políticas establecidas por la Gobernación del estado en conjunto con instituciones adscritas al Gobierno nacional, pero no han sido suficientes. La demanda existente aquí es grande”, agregó. Los ayacuchanos esperan soluciones a todos estos problemas; la intervención inmediata de los entes competentes es necesaria para tener un respiro ante tantas irregularidades en la población, puntualizó la señora.

DÉJANOS TU COMENTARIO