Guayaneses recorren kilómetros al no tener cómo pagar pasajes

En Ciudad Guayana, la ausencia de unidades de transporte es notable. En horas pico hay mucha gente en las paradas y pocos autobuses. No obstante, hay personas que ni se molestan en hacer la cola; prefieren caminar porque no tienen cómo pagar el pasaje

136
Decenas de autobuses y camionetas por puesto pasan horas en las colas por gasolina, lo que deja a los ciudadanos sin unidades en las paradas | Foto: Carlos Suniaga

Ciudad Guayana.- María Fermín caminó por unos 40 minutos desde el sector Alta Vista de Puerto Ordaz hasta Villa Colombia. Trabaja en una tienda en un centro comercial y el pasaje para regresar a su casa son 10.000 bolívares. Cuando sale cansada o muy tarde del trabajo, toma un carrito de unas líneas que llaman “pisteros”, pero en algunas ocasiones prefiere ahorrarse ese dinero.

“A veces me lo ahorro y a veces sinceramente no tengo para pagar el pasaje. Por eso, cuando tengo dinero en efectivo en la mano, en lo último que pienso es en gastarlo en pagar un carrito o autobús. Prefiero guardarlo y el fin de semana compro una harina pan o cualquier cosa que haga falta”, relató.

María gana un sueldo mínimo y medio y obtiene un poco de efectivo revendiendo algunos productos que compra los fines de semana en el mercado de San Félix. Como ella, muchos venezolanos en el sur del país encontraron su manera de sobrevivir a la crisis: alternando trabajos formales con actividades informales, para poder obtener efectivo.

El trayecto que recorre María en el “pistero” que la lleva a casa es corto y por eso vale 10.000 bolívares, pero en rutas más largas, por ejemplo, desde San Félix hasta Puerto Ordaz, el precio aumenta y puede llegar a 25.000 bolívares, un monto que es impagable para alguien con un salario mínimo.

LEE TAMBIÉN

Usuarios rechazan nuevo aumento del pasaje extra urbano en Amazonas

En las unidades de transporte, el precio oscila entre 5.000 y 8.000 bs, pero el déficit de unidades hace que el hecho de tomar un autobús, se convierta en toda una odisea. En las horas picos las paradas están repletas de ciudadanos que pasan horas esperando un bus. A principios de 2020, transportistas en Guayana estimaron que la falta de autobuses en la zona por falta de insumos y repuestos alcanzaba un 60%, y a eso le suman las decenas de unidades que pasan horas varadas en colas para surtir gasoil o gasolina.

César Ramírez, coordinador del movimiento Encuentro Ciudadano, quien se ha encargado de denunciar y documentar el colapso en los servicios durante las últimas semanas, aseguró que la escasez de efectivo y la ausencia de unidades es clave para entender el drama que viven los residentes del sur de Venezuela, la otrora zona industrial del país.

“La gente está caminando grandes distancias para poder llegar a sus destinos. Y mientras esto ocurre, Transbolívar se convirtió en un cementerio de chatarra, y las pocas unidades que quedan en la calle, cobran dos mil bolívares, y ahorita la gente no tiene ni para eso. Esto es un golpe duro para los guayaneses que no tienen con el salario que devengan como costear a diario esa cantidad de dinero en efectivo para movilizarse”

Promesas sin cumplir

Para Ramírez, el Estado es ineficiente en resolver el grave problema de transporte que enfrenta Guayana, la urbe con mayor densidad poblacional de Bolívar. “Ofrecieron movilidad con comodidad para los usuarios, creación de una proveeduría en San Félix para la distribución de cauchos y repuestos para los transportistas, créditos, ingresar a los choferes del transporte público al Seguro Social y nada de esto se cumplió”.

En ese sentido, sostuvo: “eso fue un elefante de corrupción por el que nadie ha respondido y las consecuencias las paga el ciudadano que ahora camina kilómetros. Hemos retrocedido 100 años”.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.