22 C
Caracas
lunes, 10 agosto, 2020

Guayana tras apagón: sin agua, sin Internet y sin actividad comercial

-

Puerto Ordaz.- El cuarto apagón nacional dejó a la región Guayana con fallas en el suministro de agua potable, en la telefonía celular y en la conexión a Internet. También hizo que, en el caso de Puerto Ordaz, estado Bolívar, el principal centro comercial trabajara medio día el 23 de julio y que cerrara sus puertas este 24 de julio porque el servicio eléctrico sigue irregular.

Los 11 municipios del estado Bolívar se vieron afectados por el apagón nacional. Según el Observatorio de Servicios Públicos, tras el apagón 60% de las comunidades de Ciudad Guayana no tienen agua potable, mientras que 40% tienen bajo caudal en las tuberías. También reportan fallas en las telecomunicaciones.


LEE TAMBIÉN: 
NUEVO APAGÓN AFECTÓ LAS REDES DE COMUNICACIÓN EN VENEZUELA



La Hidrológica del estado Bolívar (Hidrobolívar) informó a través de sus redes sociales que debido a una caída de tensión que afectó al Acueducto Puerto Ordaz, tres parroquias están sin el servicio de agua potable. Pero esta no es la única consecuencia: en el municipio Heres, según cifras de la Cámara de Comercio, más del 50% de los locales comerciales no abrieron el 23 de julio.

Entre tanto, habitantes de Santa Elena de Uairén, hacia la zona fronteriza de Venezuela con Brasil, continuaban a la espera del restablecimiento del Internet y la señal telefónica este miércoles, 24 de julio, feriado. Buena parte del pueblo permanece sin poder navegar ni hacer llamadas desde hace un mes.

Amazonas sin telecomunicaciones

Lo que ocurre en Santa Elena de Uairén se refleja en el estado Amazonas. Las fallas en las telecomunicaciones persistieron durante el martes 23 de julio. Yohaira Sotillo, residente de la urbanización Andrés Eloy Blanco, fue una de las afectadas por la caída de las comunicaciones. «Lo peor de vivir un apagón es quedarse incomunicados, aunque en Puerto Ayacucho ya se ha vuelto una costumbre que fallen la telefonía y los puntos de ventas”, contó.

En Amazonas, la gente tuvo dificultad para comprar alimentos debido a la caída de los puntos de venta | Foto: Mickey Véliz

La caída de las telecomunicaciones generó colas en los comercios del mercado municipal, porque los puntos de venta tardaban en responder, lo que limitó a los ciudadanos debido a la falta de efectivo. Kender Sanabria se mantuvo durante toda la mañana en una cola tras otra para comprar alimentos. «Los gobernantes deben buscar una solución. Seguimos sufriendo las consecuencias de una mala gestión de gobierno», aseveró.


LEE TAMBIÉN: 
SERVICIO ELÉCTRICO SE MANTIENE INTERMITENTE EN ESTADOS LLANEROS TRAS APAGÓN NACIONAL



- Advertisement -

Tras el apagón nacional, el servicio eléctrico se mantuvo intermitente y con cortes no programados en todos los circuitos de la ciudad ayacuchana, lo cual ocasionó la quema de aparatos electrodomésticos, según denunciaron algunos habitantes. «Por los constantes bajones, a varios vecinos se les quemaron sus equipos electrodomésticos. Ahora nadie responde por eso, porque son incapaces de hacerse responsables. Hasta cuándo seguiremos así», se preguntó Yohaira Sotillo, habitante de Puerto Ayacucho.

Delta Amacuro a oscuras

Tucupita, capital de Delta Amacuro, estuvo a oscuras durante 15 horas y la actividad comercial fue retomada paulatinamente. Igual situación ocurrió con el servicio de agua, aunque no con la conexión a Internet y el sistema bancario, según informaron algunos usuarios este miércoles, 24 de julio.

Tucupita permaneció 15 horas bajo la oscuridad por el apagón nacional | Foto: Melquiades Ávila

Hasta la tarde del martes 23 de julio, los puntos de venta estaban caídos; lo único que funcionó fue la plataforma Biopago, línea del Banco de Venezuela. Entre tanto, las calles de Tucupita fueron tomadas por efectivos militares y policías estadales, quienes hicieron recorridos en los sectores populares y el centro de la ciudad.

Los habitantes se quejaron por la mala noche que pasaron y los niños fueron los más afectados. La falta de ventilación hizo que el calor les restara horas del sueño. Por otro lado, los principales ambulatorios no prestaron servicio por la falta de energía eléctrica; solo el hospital Luis Razetti hizo uso de una generadora de electricidad.

Con redacción de Jesymar Añez Nava e información de Gladilys Flores, Glorimar Fernández, Mickey Véliz y Melquiades Ávila.

¿Qué tan útil fue esta publicación?