Guardia Nacional detuvo a ocho mineros en zona indígena de Bolívar

Los efectivos de la Guardia Nacional también destruyeron el campamento minero en el que trabajan los ocho hombres

174

Bolívar.– Al menos ocho hombres fueron detenidos por funcionarios de la Guardia Nacional este martes, 4 de febrero, mientras ejercían minería ilegal en el sector Catedral de la parroquia Ikabarú, ubicado en el municipio Gran Sabana del estado Bolívar, fronterizo con Brasil.

El dato lo confirmó el organismo castrense a través de un informe en el que además señaló que llegaron hasta el campamento minero tras recibir denuncias de las autoridades de la comunidad indígena Uaiparú, quienes advirtieron sobre la ejecución de presuntas actividades delictivas en el sitio.

Los detenidos son Richard Aponte de 49 años, Alberto Ávila de 22, Alexander Cabeza de 20, Xavier Espín de 39 años, Adeiro Castellano y Manuel Barroso de 36, Hender García de 23 y José Sosa 56 años de edad. Además de las detenciones, los uniformados destruyeron el campamento e incautaron elementos utilizados para ejercer minería en las zonas de explotación de oro de Bolívar: bombas de agua, turbinas de agua y mangueras de succión de distintas pulgadas.

LEE TAMBIÉN

Liborio Guarulla: «Amazonas es tierra de minería ilegal y guerrilleros colombianos»

El jefe del Comando de Zona 62 en Bolívar, Adolfo Rodríguez Cepeda, precisó que los detenidos quedaron a la orden del Ministerio Público para que se ejecuten las diligencias correspondientes.

En Bolívar la actividad minera ilegal (recientemente también llamada artesanal) se ejerce abiertamente en poblados como El Callao, Guasipati y Tumeremo, aunque desde el 2019 hubo una migración de mineros hacia las zonas indígenas, donde la extracción de oro estaba reservada prácticamente a los nativos de la etnia pemón o a personas que ellos dejaban ingresar a su territorio.

Hechos recientes como la masacre de Ikabarú demuestran cómo grupos armados se han internado en zonas indígenas y, de acuerdo con denuncias de activistas y nativos, varios de estas bandas actúan con anuencia de cuerpos de seguridad e inteligencia estatal.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.