Fundaredes denuncia presencia de garimpeiros brasileños en comunidades indígenas de Amazonas

La ONG Fundaredes denunció que las comunidades indígenas de Sanema y Yekuana son las más afectadas. Estos garimpeiros están en territorio venezolano desde hace tres años

238
Las comunidades indígenas temen la destrucción del hábitat y la transculturización | Foto: Referencial/Carlos Suniaga

Puerto Ayacucho.- La ONG Fundaredes denunció la presencia de garimpeiros brasileños en el municipio Manapiare del estado Amazonas, frontera con Brasil, quienes trabajan explotando yacimientos auríferos a siete kilómetros de la comunidad indígena Simoda Wicho.

“Se habla de 400 garimpeiros ubicados en el extremo noroeste. Sacan entre 40 y 100 kilos de oro diarios; hay 30 máquinas allí ubicadas. La denuncia fue hecha por las comunidades indígenas el pasado 28 de julio y aseguran que hay 2 helicópteros y 1 pista de aterrizaje”, explicó a El Pitazo el coordinador de Fundaredes en Amazonas, José Mejías.

De acuerdo con lo reportado por la organización, la comunidad indígena Sanema y Yekuana son las más afectadas, pues son etnias que han tenido poca comunicación con el exterior y temen la destrucción del hábitat, la transculturización y la explotación sexual de mujeres, niñas y adolescentes indígenas.

“Esta zona se explotaba por las mismas comunidades, pero desde hace tres años los garimpeiros cruzaron la línea y se asentaron en estas comunidades. Ya en esa zona se alerta sobre la presencia de disidencias de las Farc (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia)”, alertó Mejías.

El representante de Fundaredes señaló que también tienen reportes en las minas del municipio Autona, Atabapo y Maroa. Destacó que hay oro, diamante y coltán por estar en la serranía de Maigualida, límite con el estado Bolívar.

“Eso ya se denunció en la Fiscalía del Ministerio Público, Defensoría del Pueblo y con los militares, pero hasta ahora no ha habido respuesta por parte de los entes gubernamentales. Los indígenas que hicieron la denuncia tenían temor por su vida al regresar a sus comunidades”, denunció el coordinador de Fundaredes.

La ONG emitió un informe en el que manejan información de que hubo asesinatos de líderes indígenas que denunciaron la presencia de unos 400 garimpeiros en la zona venezolana.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.