Extorsionadores de Santa Elena de Uairén exigen depósitos en bancos de Brasil

Llaman a sus víctimas presuntamente desde la cárcel de El Dorado para advertirles que atentarán contra su vida, si no les cancelan una vacuna

526
Los atracos han estado a la orden del día durante este 2019 en la población fronteriza. Foto: Glorimar Fernández

Las amenazas de muerte a cambio de dinero van acompañadas de números de cuentas en bancos brasileros por parte de extorsionadores que se han dado la tarea de sembrar el terror entre comerciantes de la localidad fronteriza de Santa Elena de Uairén.

Durante los meses de junio y julio, El Pitazo publicó denuncias hechas por los propios comerciantes y fuentes militares sobre una banda que actúa presuntamente desde la cárcel de El Dorado. En su modus operandi está enviar a sus mujeres a esta zona no sólo a comprar comida y otros insumos para abastecerlos en el penal, sino a estudiar a sus potenciales víctimas.

Los llaman por teléfono o WhatsApp y les dicen que los van a matar o a secuestrar a ellos y a sus familiares más cercanos si no les entregan una determinada suma de dólares o reales brasileños.


LEE TAMBIÉN: 

COMERCIANTES DE SAN FÉLIX TRABAJAN CON MIEDO TRAS ATAQUE ARMADO

Este domingo 28 de julio, una empresaria de la zona, dedicada a la importación de alimentos, contó como fue víctima de este delito y quien la llamó le pidió que le depositara en una cuenta brasilera. Ella tiene miedo de denunciar porque el atacante dijo que trabajaba con la policía y, además, porque no existe una sede del Cicpc en Santa Elena de Uairén donde se pueda formalizar este tipo de denuncias.

“He pensado en realizarla en Brasil porque al final es de aquel lado donde se va a finiquitar la extorsión, si le llegase a depositar”, dijo la víctima, que al igual que los otros amenazados, sacó a sus hijos de Santa Elena y los trasladó al vecino país.

Hampa desatada y no hay quien la frene

Este fin de semana también se publicó por las redes sociales un video en el que se ven dos motorizados estacionándose frente a un comercio, el parrillero desciende con un arma mientras el piloto se aguarda en actitud nerviosa unos tres minutos.

Un cliente intenta entrar a la tienda, pero sale despavorido, el video termina con los dos sujetos huyendo.

El hecho incrementó la preocupación entre habitantes y los propios comerciantes, quienes aseguraron que ladrones de todos los estados del país “vinieron a saquear el último rincón próspero que quedaba en Venezuela”.

La policía y Guardia Nacional está al tanto de este y otros atracos ocurridos en julio, pero hasta la fecha no han sido capturados los culpables.

DÉJANOS TU COMENTARIO