Padres difunden fotos de niños cruzando trochas para ir a clases en Brasil

Los representantes difundieron las imágenes de sus hijos que cruzan las trochas bajo aguaceros para hacer un llamado a las autoridades educativas del país a fin de que les permitan ir al colegio por la vía principal

434
Los niños deben caminar al menos tres kilómetros para llegar a la escuela.

Santa Elena de Uairén.- Padres y representantes de niños que residen en Santa Elena de Uairén y estudian en Brasil difundieron imágenes en las que los escolares se ven atravesando las trochas a pie bajo un aguacero. Insistieron en hacer un llamado al Ministerio de Educación para que facilite su acceso, mientras se resuelve el conflicto en la frontera.

Las fotografías fueron compartidas enseguida por pobladores de esta zona fronteriza que mantienen canales de comunicación activos -como grupos de WhatsApp y en redes sociales- para mantenerse informados de lo que ocurre en la zona limítrofe.

Las lluvias dejaron los transportes escolares atascados en el pantano

Bajo los aguaceros que esta semana se mantienen en Santa Elena de Uairén deben cruzar 1.200 niños y adolescentes que estudian en el vecino país, esto luego de los reiterados llamados hechos al Ejército y Guardia Nacional para que permitieran, al menos, el acceso de los menores por la vía principal. En las reuniones entre representantes y militares, que se efectuaron el mes pasado, no se atendieron las solicitudes de los padres sobre facilitar la movilización de los escolares porque, según declararon los uniformados, deben recibir órdenes superiores para abrirles el paso. 

LEE TAMBIÉN: 

INSTALARON TANQUES DE GUERRA EN FRONTERA DE VENEZUELA CON BRASIL

Los niños deben caminar al menos tres kilómetros por la trocha reseñada en las fotografías para asistir a clases. Entre otras vicisitudes que enfrentaron esta semana fue el mal estado de estos caminos verdes, que lucieron empantanados por las lluvias y más de un transporte escolar, así como carros particulares, se quedaron atascados.

El mes pasado, el ministro Aristóbulo Istúriz visitó el municipio Gran Sabana y respondió, a quienes le solicitaron la apertura de la frontera al menos para los estudiantes, que era responsabilidad de los padres haber inscrito a sus niños en otro país. Dejó el tema en segundo plano y priorizó convertir a los estudiantes en “un escudo” ante cualquier conflicto internacional. 

DÉJANOS TU COMENTARIO