19.7 C
Caracas
jueves, 8 diciembre, 2022

Delta Amacuro | Indígena warao que parió trillizos está hospitalizada con desnutrición

Omaira Méndez, de 19 años, fue trasladada desde la comunidad Jejukubaka hasta el hospital Materno Infantil de Tucupita, donde permanece recibiendo atención médica junto con sus tres bebés

-

Tucupita.- Una indígena warao que parió trillizos el pasado 16 de agosto, en una aldea de Delta Amacuro, fue hospitalizada siete días después con un severo cuadro de desnutrición y deshidratación. Así lo reportó la ONG Kapé Kapé, en un boletín de alerta difundido este viernes 30 de septiembre.

Omaira Méndez, de 19 años, fue trasladada desde la comunidad Jejukubaka hasta el hospital Materno Infantil de Tucupita, donde permanece recibiendo atención médica junto con sus tres bebés. La mencionada organización indicó que, según los registros que se tienen, es la primera mujer warao que da a luz trillizos en la región.

Los casos de desnutrición en las comunidades warao del Delta son frecuentes. En 2021, la ONG Kapé Kapé realizó un monitoreo de los niveles de seguridad alimentaria en aldeas indígenas de Bolívar, Amazonas y Delta Amacuro, en el que se concluyó que las familias nativas tienen poco o ningún acceso a alimentos.

“Durante el último mes del estudio, que fue septiembre de 2021, ninguna familia gozó de seguridad alimentaria, más del 50 % presentó inseguridad alimentaria severa. La seguridad alimentaria de estas poblaciones está en riesgo y trae consecuencias en el estado nutricional, especialmente de los niños y su futuro”, dijo la organización en el informe.

Parir en la aldea

A Omaira Méndez, la hora de parir la agarró en su casa, ubicada en la parroquia Padre Bernal del municipio Antonio Díaz, lejos de un centro asistencial con condiciones mínimas para el alumbramiento.

Una partera de la aldea la atendió en medio de la noche. “Parecía embarazo morocho, pero nacieron tres”, dijo asombrado Roberto Torres, de 22 años, el padre de los niños. Después del parto, él y Omaira pasaron cuatro días en San Francisco de Guayos, esperando el traslado hacia el hospital de Tucupita, según los datos ofrecidos por Kapé Kapé.

Ambos viven de la pesca y un pequeño conuco familiar. Le dijeron a la ONG que no reciben ningún tipo de apoyo estatal. Según Genara Quiroz, coordinadora de la Oficina de Apoyo y Orientación al paciente indígena del hospital Luis Razetti, en Tucupita, en el centro médico se le brindó toda la ayuda posible a la madre y a los niños. “La presentación de los niños se dificulta por la falta de documentos de los padres”, informó.

Kapé Kapé reiteró la grave situación que atraviesan los waraos del Delta. “La inseguridad alimentaria es más que solamente hambre, puede afectar de numerosas formas a la salud y el bienestar, con consecuencias potencialmente negativas para la salud mental, social y física”, recalcó el grupo protector indígena.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a