21.9 C
Caracas
jueves, 6 agosto, 2020

Conductores protestan por la escasez de combustible en Amazonas

-

Puerto Ayacucho.- La capital del estado Amazonas vuelve a presentar serios problemas por la falta de combustible en las tres estaciones de servicio y el transporte público es uno de los sectores más afectados, por la gran demanda de usuarios. Mientras tanto, las colas son extremadamente kilométricas, lo que colapsa aún más el centro de la ciudad.

LEE TAMBIÉN: 

EL PESO COLOMBIANO SE IMPONE EN TRANSACCIONES COMERCIALES DE AMAZONAS

Una vez culminado el asueto de Carnaval, la ciudad amaneció la mañana del miércoles con el transporte paralizado. Todas las unidades autobuseras se encontraban en cola esperando surtir gasolina. Las paradas no se dieron abasto para tantas personas que buscaban llegar a sus lugares de trabajo y los estudiantes a sus escuelas.

Richard García, presidente del gremio del transporte en la entidad y concejal del municipio Atures, declaró al programa radial 103 es Noticias, por la emisora Marawaka 103.1 FM, que las gandolas con el combustible llegarían pasadas las 9:00 de la mañana, por lo que el transporte comenzaría a circular después de que les surtieran; sin embargo, la espera fue más larga de lo previsto.

El arribo de una gandola con 36.000 litros llegó pasado el mediodía para las tres bombas, donde solo despacharon 20 litros por vehículo como medida de racionamiento, por el gran número de carros que se encontraba en las calles. Las protestas no se hicieron esperar de parte de los conductores quienes exigían una explicación al jefe de la Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi).

En la megaestación de La Florida, que despacha combustible tipo gasoil y gasolina para autobuses, donde se incluyen el Transporte Amazonas (Transamazonas), además de vehículos de cargas pesadas y motos, Gustavo Farfán precisó que todos los días vive una odisea. “El problema cada día se agudiza, a los que tenemos autobuses también nos limitan la venta del combustible y es difícil por los recorridos que nos toca hacer a diario», puntualizó.

Luis Carlos Jordán, conductor, expresó que muchos estuvieron en vilo durante el Carnaval esperando que fuesen atendidos, pero siempre pasaba lo mismo. “La gasolina siempre se acababa antes de tiempo”, dijo. “Llevamos varios días en este rollo y como siempre las autoridades no dan la cara, se lavan las manos. Todos estos días ha llegado una sola gandola para todos estos carros, solo han despachado 20 litros y no ha sido suficiente”, afirmó Jordán mientras manifestaba.

- Advertisement -

Combustible en contingencia

El gobernador de Amazonas, Miguel Rodríguez, informó que el problema que se presenta con el combustible es que en la actualidad las gandolas están llegando por carretera con litros limitados y no a grandes cantidades en gabarras a través de la vía fluvial como antes que arribaban al puerto; la razón es el bajo nivel que presenta el río Orinoco.

“Tuvimos tres meses consecutivos despachando combustible sin ningún problema y sin colas, ahora estamos en contingencia porque el nivel del río Orinoco ha bajado una barbaridad por la época de verano. Estamos recibiendo las gandolas de manera limitada por la vía terrestre, por eso el racionamiento con lo que se está despachando es para que alcance para todos. Una vez más pedimos paciencia hasta que salgamos de esta eventualidad”, indicó el mandatario.

Municipios en el olvido

El problema del combustible trasciende hasta los seis municipios restantes de la entidad amazonense. Indígenas han denunciado que Pdvsa y los efectivos militares no les venden el combustible que les corresponde por los cupos asignados. Muchos han optado por pagar embarcaciones privadas para poder trasladar alimentos y otros productos a sus comunidades, mientras otros simplemente se mantienen en la espera desde enero.

¿Qué tan útil fue esta publicación?