23.7 C
Caracas
lunes, 16 mayo, 2022

Conductores protestan luego de cinco días sin combustible en Puerto Ayacucho

La protesta y cierre de la avenida Orinoco y 23 de Enero se generó por la falta de combustible en la principal estación de servicio de Puerto Ayacucho, donde actuaron funcionarios de la Guardia Nacional para evitar la quema de cauchos

-

Puerto Ayacucho.- En medio de la celebración del aniversario de la capital más joven de Venezuela, el lunes 9 de diciembre, conductores cansados de hacer cola durante cinco días en espera del combustible protestaron en el centro de la ciudad, en las inmediaciones de la estación de servicio Ayacucho. Bloquearon las avenidas Orinoco y 23 de Enero exigiendo respuesta a las autoridades locales.

La situación se mostró algo tensa, en vista de que los manifestantes tenían previsto quemar cauchos cerca de la bomba de gasolina, lo que ameritó la intervención de los funcionarios de la Guardia y la Policía Nacional. Para mediar con los involucrados hizo acto de presencia el teniente coronel José Castillo, representante en la entidad del Destacamento de Seguridad Urbana (Desur).

LEE TAMBIÉN

Falta de combustible agudiza protesta de motorizados en Amazonas

El funcionario castrense informó a los presentes que para el miércoles llegarían a la ciudad las gandolas con el combustible, para solventar la contingencia presentada. Castillo exigió a los conductores que levantaran la protesta por el colapso que ocasionó la tranca en todo el perímetro central, además de la incertidumbre de todas las personas que buscaban llegar a sus sitios de trabajo.

Enrique Sequera se encontraba entre los protestantes y señaló que ya estaba cansado de hacer cola, por lo que decidió participar en el cierre de la avenida. Reiteró que las filas de vehículos de todas las placas se han ido acumulando por la falta de carburante. Aseguró que los encargados de la empresa Combustible Amazonas no se habían pronunciado sobre esta nueva falla.

“Nuevamente estamos viviendo esta odisea por la falta de gasolina sin respuesta de las autoridades. Solo nos dicen que nos toca esperar porque las gandolas vienen en camino. Tenemos entendido que a Puerto Ayacucho todas las semanas llega combustible a las bombas y no sabemos lo que pasa, porque se agota muy rápido. Esto es una burla, nos tienen sometidos a amanecer en una cola para surtir solo los 30 litros que a ellos les da la gana surtir”, expresó Sequera.

LEE TAMBIÉN

Transportistas fluviales protestaron la falta de combustible en Amazonas

Por su parte, Nelson Morales señaló que no ha podido surtir de gasolina a su vehículo, porque cada vez que le corresponde siempre se presenta este problema. Ratificó que las autoridades deberían resolver este problema y no presentar excusas. Comentó: “Hasta cuándo van a tratar de justificar su ineficiencia con la fulana guerra económica, eso es puro invento. Queremos soluciones, no excusas”.

Tráfico de influencia

Varios conductores que se encontraban en la cola en la estación de servicio Ayacucho denunciaron que existe tráfico de influencia. Juan Carlos Milano afirmó que allí reina el amiguismo. A su juicio, los primeros que llenan el tanque de sus automóviles, sin restricciones, son aquellos que se hacen llamar vehículos oficiales, irrespetando el orden en la cola y dejando a muchos sin el suministro.

Este ciudadano aseveró que la cantidad de carros oficiales sobrepasa el límite y no hay nadie que controle esta situación. “Necesitamos que todos aquellos que tienen marcado el carro como oficial respeten la cola. Son los que primero pasan y no toman en cuenta que somos muchos que hasta dormimos en la cola. Lo tomamos como una falta de respeto, porque nos dejan sin gasolina”, dijo.

Lo inevitable

Cuando falla el servicio en el suministro de combustible la paralización del transporte público es algo inevitable. Para los que trabajan a diario se les dificulta abordar un autobús por las pocas unidades que circulan durante el día.

El amazonense se enfrenta a una brutal realidad con los camiones piratas, que aprovechan el problema en la distribución para especular con el precio del pasaje.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a