Comerciantes denuncian sobreprecio de distribuidoras en frontera con Brasil

Debido al cierre fronterizo, los comerciantes se ven obligados a comprar alimentos y otros insumos más costosos para mantener sus negocios abiertos. La GN incautó 20.950 unidades de tabaco que se distribuirían de forma ilegal

428
Comerciantes han sido amenazados de forma constante para evitar que denuncien | Foto: Cortesía GN

Comerciantes de Santa Elena de Uairén continúan denunciando irregularidades en cuanto a la distribución de víveres y otros insumos hacia esta zona, aseguraron este martes, 14 de julio, que desde que inició la cuarentena la ilegalidad reina debido a la venta de productos sin factura y con sobreprecio.

Se pronunciaron ante la incautación de 14.950 unidades de tabaco y 6.000 de chimó que realizó la Guardia Nacional, en la alcabala de San Ignacio, el lunes, 13 de julio. La gandola transportaba los productos sin factura y pretendía llegar a un galpón, ubicado en el área fronteriza, para descargar en una distribuidora.

Las denuncias fueron realizadas de forma anónima, de parte de comerciantes, debido a las constantes amenazas recibidas desde hace más de un año por funcionarios que, aseguraron, pertenecer al gobierno. Les advierten que si informan sobre el contrabando o cualquier otro delito serán extorsionados o secuestrados, es por ello que dichos pronunciamientos se hacen dentro del gremio y son difundidos por algunos de forma anónima.

LEE TAMBIÉN

Gobierno instala hospital de campaña contra COVID-19 en frontera con Brasil

«Este tipo de fechorías termina con la redistribución de, en este caso tabaco, a diferentes comercios en los que son ofrecidos a un precio elevado. Comerciantes que no tienen mercancía en sus negocios debido al cierre de la frontera se ven obligados a comprar productos venezolanos y colocar al menos 30% de más para obtener una ganancia», relató a El Pitazo el propietario de un bodegón de Santa Elena, quien aseguró que los altos precios que ofrecen actualmente son porque sus mayoristas nacionales aumentaron costos de manera desmesurada, aprovechando el cierre de la frontera.

A pesar del cierre de la frontera entre Venezuela y Brasil para contener la propagación del COVID-19, continúa abierto un canal humanitario entre ambas naciones para que siga el ingreso de gandolas de alimentos hacia Venezuela. No obstante, las cargas que se quedan en Santa Elena son vendidas a precios mucho más elevados de lo que realmente cuesta.

El contrabando por las trochas fue también denunciado cuando inició la cuarentena, pequeños comerciantes acostumbraban a atravesar los caminos verdes para hacer compras en Pacaraima – Brasil y regresar. Este descontrol, más el contrabando de gasolina por las mismas zonas, generó un foco importante de contagio en comunidades indígenas que están entre los dos países, por lo que se mantiene una extrema vigilancia.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.