Cierre fronterizo genera escasez de efectivo brasileño en Santa Elena de Uairén

El real brasileño es desde hace más de un año la moneda que más utilizan los habitantes de Santa Elena de Uairén. El real comienza a desaparecer debido al cierre fronterizo por la pandemia

157
Los comerciantes aseguran que las ventas han bajado debido a la disminución de la actividad minera. Foto: Glorimar Fernández

La ausencia de reales brasileños en efectivo está preocupando a consumidores y habitantes de Santa Elena de Uairén, que comienzan a estar en dificultades para seguir comprando alimentos y cubriendo sus gastos.

Desde hace más de un año, en esa zona fronteriza se dejaron de aceptar bolívares en efectivo, los puntos de venta fueron deshabilitados casi en su totalidad y el dólar es también una moneda poco usual. Quienes allí residen usan la moneda brasileña como principal.

LEE TAMBIÉN

Aíslan a policías de Santa Elena de Uairén por presentar síntomas de COVID-19

Debido a la disminución del comercio entre ambas naciones, producto del cierre de la frontera por la pandemia, los locales comerciales han bajado sus ventas y el poder adquisitivo de los lugareños también ha mermado, según un sondeo que realizó El Pitazo tras establecer contacto con varias comercializadoras.

El turismo que caracterizó a la capital del municipio Gran Sabana fue desplazado por la minería, que a pesar de ser una actividad ilegal, fue lo que mantuvo a flote la economía, según coinciden los propios comerciantes.

«Vendíamos lotes de comida, salían camiones; ahora solo se llevan unas pocas compras», contó un comerciante refiriéndose a la presencia de mineros que pagan en efectivo por grandes cantidades de víveres que eran trasladados a sus campamentos.

LEE TAMBIÉN

Niño con COVID-19 fue trasladado desde Santa Elena de Uairén hasta Ciudad Bolívar

Debido a la paralización de las actividades mineras por causa de la pandemia y poco combustible, así como por el cierre de varios comercios que no han podido abastecerse de Brasil, el efectivo ha ido desapareciendo. Los que sufren las consecuencias de esta situación son los habitantes de esta zona, quienes reciben remesas o bolívares y deben pagar un importante porcentaje, que varía dependiendo del valor del dólar, para poder percibir el poco efectivo que sigue circulando.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.