Centro de Derechos Humanos Ucab presentó informe sobre trata de personas en Bolívar

La investigación que realizó un equipo de la Universidad Católica Andrés Bello en Guayana determinó que la entidad es propicia para el tránsito de personas víctimas de la esclavitud moderna

72
En el informe presentaron datos sobre las rutas de salida de las víctimas | Foto: Gladylis Flores

Puerto Ordaz.- El Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello de Guayana y la Comisión para los Derechos Humanos y la Ciudadanía (Codehciu) presentaron los resultados de una investigación acerca de la trata y tráfico de personas en el estado Bolívar.

De acuerdo con lo expuesto, el estado Bolívar es una zona propicia para este tipo de actividades, pues existe una migración interna hacia las minas del sur de la entidad que sirve como tránsito para quienes se van hacia Brasil. Además, hay diversas rutas de salida hacia otras zonas como Trinidad y Tobago.

Eumelis Moya, coordinadora del CDH (Comité de derechos Humanos) de la Ucab, explicó que en el estado existen diversas formas de captación de personas para la trata, entre estas: relaciones amorosas, ofertas laborales, viajes de intercambio, cursos de idiomas, operaciones estéticas y raptos.

Indicó que esto se realiza en mayor parte a través de las redes sociales como Facebook o Whatsapp, pero también a través de la radio, academias de modelaje o panfletos entregados en la frontera con Brasil.

LEE TAMBIÉN

Investigadoras de la Ucab: la pobreza aumenta casos de trata de personas

“El estado Bolívar es propicio y clave para la captación con las cirugías cosméticas, turismo sexual y, aunque en menor cantidad, el rapto de personas”, señaló Moya durante su intervención en la presentación del informe, que se realizó durante este viernes 13 de diciembre en la Ucab Guayana.

En el estudio determinaron que la mayoría de las mujeres captadas son trasladadas hasta burdeles o zonas mineras. Los burdeles son espacios con colchones y hamacas, que no cuentan con las medidas sanitarias y en ellos deben prestar los servicios sexuales, mientras que las que son llevadas hasta las minas deben pernoctar en los espacios en los que viven las personas que contratan los servicios.

La situación también afecta a hombres, que son captados para realizar trabajos de esclavitud moderna, entre esos: pertenecer a grupos armados —lo que les da poder—, la explotación laboral y la extracción en los yacimientos auríferos, así como el transporte de personas, armas y sustancias ilegales.

“Los principales factores que llevan a que esto ocurra son la situación socioeconómica, migración, niñez, autoestima y autopercepción. Los victimarios, a su vez, son redes de delincuencia organizada y familiares”, detalló Moya.

Durante el foro, Jackeline Férnández, representante de Codehciu, contextualizó las diferencias entre trata y tráfico de personas, además de mostrar cifras en las que se muestra que Venezuela tiene 198.000 personas víctimas de la esclavitud moderna.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación / 5. Votos:

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

DÉJANOS TU COMENTARIO