Bolívar | Trabajadores protestan contra desmantelamiento de empresas básicas y despidos masivos

Obreros de Sidor, Venalum, Bauxilum, Alcasa, Ferrominera Orinoco y Venezolana de Cementos realizaron una asamblea en Puerto Ordaz para debatir sobre la reunificación del movimiento sindical y próximas acciones para continuar denunciando las violaciones a sus derechos

157
Los empleados se concentraron en la plaza Monumento a la CVG en Alta Vista, Puerto Ordaz. Foto: Diario Primicia.

Ciudad Guayana.- Trabajadores de diversas empresas básicas de Guayana protestaron para denunciar el desmantelamiento de esas fábricas estatales, presuntos actos de corrupción y la desincorporación de miles de empleados durante la cuarentena por la pandemia del COVID-19. Los obreros se reunieron este viernes, 11 de junio, en la plaza Monumento a la CVG de Puerto Ordaz.

“Denunciamos que están despidiendo a más de 400 trabajadores de Venalum y 2.000 de la Corporación Venezolana de Guayana”, afirmó Manuel Díaz, miembro de la Federación de Trabajadores de Bolívar (Fetrabolívar) y de la empresa Venalum. En la protesta participaron empleados de Sidor, Bauxilum, Ferrominera Orinoco y Venezolana de Cementos.

Díaz informó que se reunió con un representante de la alta comisionada para los Derechos Humanos de las Nacionales Unidas, Michelle Bachelet, y le planteó las injusticias que viven los obreros en las fábricas controladas por el Estado.

Desde que comenzó la pandemia, en las empresas de los sectores hierro, aluminio y acero se implementó un plan de contingencia que consiste en la admisión de solo un equipo mínimo de trabajadores.

LEE TAMBI

Américo De Grazia regresa a Venezuela para participar en elecciones

Los sindicalistas denunciaron que miles de empleados ya no tienen acceso a plantas y sus salarios han quedado reducidos a menos de 10 dólares al mes. En Sidor, por ejemplo, los carnets de al menos 8.000 obreros fueron desactivados.

Presunta corrupción

Alcasa, una industria del sector aluminio, es otra fábrica donde se ha producido malversación de fondos, según las denuncias de los sindicalistas. Los manifestantes instaron a los presidentes de las empresas básicas a rendir cuentas.

“Desarmaron las líneas (de producción), invirtieron 142 millones de dólares y las desmantelaron. ¿Qué le decimos a la Procuraduría General de la República? Que hagan una inspección. Y si quieren perseguirme, que lo hagan, yo estoy defendiendo las inversiones que se hicieron en la empresa”, denunció Henry Arias, dirigente del Sindicato de Trabajadores de Alcasa (Sintralcasa).

Un grupo de jubilados también participó en la manifestación y pidió inclusión en los planes de vacunación contra el COVID-19 y el restablecimiento de los contratos colectivos, así como la reactivación del beneficio de seguro médico.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Súper aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.