21.1 C
Caracas
lunes, 30 noviembre, 2020

Bolívar | Trabajadores de hospital centinela improvisan camillas con tablas

El caótico sistema sanitario venezolano se evidencia en los hospitales centinelas del estado Bolívar, donde no hay insumos ni equipos de bioseguridad, según denunciaron sus trabajadores durante una protesta

-

Ciudad Guayana.– Trabajadores del hospital Raúl Leoni en Bolívar improvisan camillas con pedazos de madera debido a la falta de ese implemento médico, dijeron camilleros y enfermeras de ese centro asistencial este miércoles, 18 de noviembre, durante una protesta de calle, en la que denunciaron falta de transporte, bajos salarios y falta de insumos.

“Lo que hacemos es que buscamos unas tablitas y nos ayudamos entre todos a bajar al paciente por las escaleras. Cuando sale un paciente de quirófano lo tenemos que mover en las tablas para poder solucionar”, comentó Ramón Narváez, un camillero del centro hospitalario, quien dijo que a veces no asiste a su puesto de trabajo y prefiere vender productos en el mercado.

Narváez dijo que también han usado trozos de madera en las áreas de atención a pacientes con COVID-19 y en la morgue para trasladar a cadáveres con la ayuda del poco personal sanitario que aún queda en las instituciones de salud.

LEE TAMBIÉN

El Tema del Día | Una paleta, la cama para los damnificados de El Limón

- Advertisement -

De acuerdo con cifras del Colegio de Enfermeros de Guayana la nómina de las profesionales de la salud del hospital Dr. Raúl Leoni es de 486, pero actualmente asisten menos de 100 enfermeras.

Además de las camillas, en los hospitales centinelas de Bolívar escasean insumos básicos como soluciones fisiológicas, alcohol, algodón o jeringas. Lo mismo ocurre con analgésicos, antibióticos y anticonvulsivos o productos para nebulizar.

“No tenemos ni Dipirona para bajar una fiebre, lo que hacemos es bañar a los niños varias veces, pero igual se regresan a sus casas con la misma fiebre. No hay terapia intensiva, ni ventilación mecánica adecuada. Y da dolor decirlo, pero lo que está ocurriendo es que los niños se nos están muriendo”, denunció Lucero Arteaga, una enfermera encargada de la Unidad de Cuidados Intermedios.

Arteaga manifestó que durante las últimas semanas han recibido casos de desnutrición grave y niños con convulsiones. Reiteró que no tienen transporte para llegar al hospital y el sueldo que ganan es inferior a cinco dólares.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado