20.9 C
Caracas
sábado, 26 septiembre, 2020

Bolívar | Mujer que mandó a matar a su esposo es privada de libertad

La mujer que pagó 300 dólares a dos hombres para que asesinaran a su esposo en San Félix, estado Bolívar, ahora enfrenta un proceso judicial luego de ser descubierta y detenida por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc)

-

Ciudad Guayana.– El Tribunal Cuarto de Control de Puerto Ordaz, estado Bolívar, ordenó privativa de libertad para Ariannys Andreina Reyes de Seijas, de 27 años, por el asesinato de su esposo, Wladimir Andrés Seijas Prado, de 31 años, reveló este miércoles, 12 de agosto, una fuente cercana al caso.

La mujer, según la información oficial, era víctima de maltrato físico y psicológico por parte de su esposo, por eso planeó el asesinato. A los dos hombres que recibieron el pago de 300 dólares después de ahorcar y apuñalar a su marido, ella los conoció por medio de una amiga, días previos al 29 de julio, cuando se ejecutó el homicidio.

Edward Leonardo Ramos Rincones, de 27 años, uno de los hombres que recibió el pago, también será encarcelado, luego que en la audiencia de presentación, la jueza determinará su grado de participación en el crimen. Joel Jesús Castro Zacarías, de 31 años, a quien la policía señala de ser otro implicado, fue hallado muerto el martes 11 de agosto en la Troncal 10, a la altura de la población minera El Callao, municipio homónimo del estado Bolívar.

LEE TAMBIÉN

Un hombre asesinó a su hija y luego se suicidó en Barinas

- Advertisement -

De acuerdo con la información de funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), la captura de quienes ahora están privados de libertad se produjo en la calle principal del sector José Félix Ribas, ubicado en la parroquia Chirica del estado Bolívar.

La investigación del Cicpc reveló que la esposa del fallecido contactó a los dos hombres y les dijo lo que quería hacer. Ellos aceptaron y llamaron al esposo de la implicada, quien era taxista, para ofrecerle gasolina revendida. Cuando la víctima llegó al lugar acordado para la compra del carburante, fue sometido, ahorcado y apuñalado por los dos hombres.

Una vez ejecutado el crimen, dejaron al fallecido en el carro, fueron a un hotel de San Félix a cambiarse la ropa y de ahí se encontraron con la mujer para recibir el pago en divisas. El cruce de llamadas y otras evidencias que analizaron los detectives del Cicpc ayudaron a esclarecer el caso.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado