Bolívar | Militares custodian comercios después de los saqueos en Guasipati

Funcionarios de la Guardia Nacional resguardaron locales comerciales que no fueron saqueados el pasado 24 de mayo en el municipio Roscio, en el sur del estado Bolívar. Los disturbios se produjeron el día lunes porque los comerciantes se negaron a recibir el billete de 50.000 bolívares

510
Guasipati está militarizado desde el mediodía del 24 de mayo | Foto: Cortesía comerciantes de Guasipati

Guasipati.- El Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio) confirmó que los negocios saqueados en los disturbios del 24 de mayo en Guasipati, municipio Roscio, en el sur del estado Bolívar, eran de personas asiáticas; por lo tanto, los que trabajaron este 25 de mayo estuvieron custodiados por funcionarios de la Guardia Nacional.

El segundo vicepresidente de Consecomercio, David Bermúdez, indicó que en los negocios de asiáticos que estuvieron laborando «aceptaron billetes de todas las denominaciones del cono monetario y vendieron al precio real todos los productos”.

La militarización en la población se inició desde el mediodía del 24 de mayo, luego de que en horas de la mañana los habitantes de Guasipati saquearan negocios de comida y se generaran disturbios por la no aceptación del billete de 50.000 bolívares.

Comerciantes de Guasipati manejan una cifra de 18 a 20 comercios de venta de alimentos que se vieron afectados; sin embargo, el gremio no ha podido confirmar la cantidad de negocios saqueados.

LEE TAMBIÉN

Autoridades de Cojedes reportan un muerto por intento de saqueo en Caño Hondo

Todos vendían alimentos y fue pérdida total. Lo más preocupante es que fueron los negocios más grandes de todo el pueblo, por lo que es un golpe grande para la economía y para la gente. Comida para hoy y hambre para mañana”, reveló a El Pitazo un comerciante de Guasipati, quien pidió resguardar su identidad.

Los negocios estaban ubicados en las avenidas Orinoco y la Urdaneta y unos pocos en el Mercado Municipal de Guasipati, lugares en donde está concentrada la mayor cantidad de locales comerciales en la población.

“Esto va a generar mayor escasez en el municipio porque no hay gasolina ni gasoil para movilizarse a otros municipios a buscar comida. Por supuesto, el aumento en los precios de los alimentos va a ser impactante”, explicó el comerciante.

David Bermúdez mencionó que es una situación que se pudo haber vivido en cualquier otro municipio del sur del estado. “Las personas quieren cargar con menos cantidad de billetes y por eso empiezan a desechar los más pequeños”, agregó.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.