Bolívar | Médico del hospital Raúl Leoni: “No tenemos ni guantes para trabajar”

Los médicos y enfermeras encabezaron una protesta en el hospital para denunciar la falta de insumos. También exigieron la reparación del centro pediátrico Menca De Leoni, que tiene tres años cerrado

110
medicos-sin-insumos
Los médicos advirtieron que la crítica situación podría llevar al cierre técnico del hospital | Foto: Carlos Suniaga

Ciudad Guayana.- Este martes, 6 de julio, trabajadores del hospital Dr. Raúl Leoni de San Félix, en el estado Bolívar, encabezaron una protesta para denunciar la grave situación que enfrenta ese centro asistencial. “No tenemos ni guantes para examinar a los pacientes. Y esta situación nos puede llevar a la paralización definitiva del hospital”, dijo Luis Valera, delegado gremial del sector salud en la región.

Valera explicó que los 300 empleados que siguen trabajando en el hospital enfrentan a diario las condiciones más adversas para salvar vidas. “No tenemos laboratorio, radiología, servicio de anatomía patológica ni banco de sangre. Hace una semana hubo un apagón y la planta eléctrica tardó tres horas en arrancar”, relató.

LEE TAMBIÉN

Perfil | Omar de Dios García, el activista de DD. HH. encarcelado por el gobierno de Maduro

El médico declaró que solo cuentan con un quirófano y que en ocasiones sus compañeros han tenido que hacer cirugías con la iluminación de las lámparas de sus celulares. “Es imposible darle la formación adecuada a todos los residentes que están en nuestro curso de postgrado”, indicó.

José Guilán, jefe del Servicio de Maternidad, detalló que actualmente el centro de salud tiene la capacidad de atención de un ambulatorio, cuando fue creado como un hospital tipo IV. “Se atendían hasta 7.000 partos al año y actualmente no llegan ni a la mitad. Solo tenemos el recurso humano, porque el paciente tiene que traer todos los insumos”, denunció.

Niños sin atención médica

Durante la protesta, los médicos también reclamaron la reconstrucción y reapertura del centro pediátrico Menca De Leoni, que fue cerrado por el gobierno de Nicolás Maduro en abril de 2018 debido a fallas en el sistema de drenajes.

El pediátrico tenía capacidad para atender entre 200 y 300 niños y contaba con 178 camas, según detalló el cardiólogo pediatra Ernesto Urbano, a quien también le cerraron su consulta de cardiología infantil. “Estos niños deberían ser una prioridad para el Gobierno. Ahora se quedaron sin atención médica”, reclamó.

Reveló que entre 2010 y 2019 se atendieron 19.000 niños con problemas del corazón. “Es una situación grave para el país, porque estamos hablando de niños que no pueden esperar tanto tiempo. Vienen épocas de elecciones, no sé cuál va a ser la promesa electoral en salud”, puntualizó.

Los galenos advirtieron que el centro asistencial no cuenta con médicos especialistas en terapia intensiva y que la directora del hospital no escucha sus demandas. Afirmaron que muchos de los trabajadores dejan de asistir a sus puestos debido a la crisis por escasez de gasolina y transporte público.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.