22.4 C
Caracas
miércoles, 14 abril, 2021

Bolívar | Familiares de Milanyela Carvajal temen que su femicidio quede impune

Milanyela Mariana Carvajal Jiménez, de 22 años, fue asesinada presuntamente por su pareja José Gregorio Tovar Estanga, quien actualmente está prófugo. Sus padres y tía exigen celeridad en el caso y respuesta por parte de los funcionarios del Cicpc

-

Ciudad Guayana.- Familiares de Milanyela Mariana Carvajal Jiménez exigen a las autoridades venezolanas justicia por el femicidio de la joven de 22 años ocurrido en la mina El Algarrobo de la población de El Dorado, municipio Sifontes, al sur del estado Bolívar.

“Hemos recibido demasiados maltratos por parte del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Tumeremo hacia la mamá de Milayenla. El traslado tuvimos que hacerlo desde un carro particular y su cuerpo pasó 36 horas sin refrigeración. Los jefes del Cicpc sacaron a su mamá de la sede y el cuerpo de mi sobrina estaba en medio del sol”, denunció a El Pitazo la tía de la joven, Ángela Méndez.

Méndez explicó que la autopsia de la joven solo dice que tuvo heridas con arma blanca, no habla de los hematomas, los golpes, ni la cantidad de puñaladas que recibió. Su padre fue el encargado de hacer el levantamiento del cuerpo.

- Advertisement -

LEE TAMBIÉN

CLAVES | Cuándo un asesinato es un femicidio

El padre de Milanyela caminó toda la noche buscándola por el campamento, cuando decidió alumbrar con una linterna por uno de los huequitos de la casa de madera del presunto femicida, José Gregorio Tovar Estanga; cuando alumbró vio el pie de su hija envuelto en una sábana y pensó que estaba dormida. Este entre gritos y al ver que no reaccionaba forzó las puertas que estaban cerradas con candados y encontró el cadáver ensangrentado de su hija.

“La asesoría que recibieron los padres fue que la llevaran al Centro de Diagnóstico Integral en donde emitieron un informe que decía que había entrado sin signos vitales. Eso fue en la mina y allá no hacen ningún levantamiento, para allá no entra ningún cuerpo policial”, mencionó Méndez.

Señales de violencia en la relación

Milanyela solo tenía siete meses de relación con Tovar Estanga, ahora prófugo, de estos tenían cinco meses viviendo juntos en la mina. Ella decidió terminar la relación hace dos semanas y desde ese momento estaba viviendo en casa de sus padres.

LEE TAMBIÉN

ONG Cepaz: en enero de 2021 hubo un femicidio cada 38 horas en Venezuela

De acuerdo con la versión de su familia, Tovar Estanga le decía que se iba a suicidar si ella se separaba de él. Aunque Milayenla nunca contó a su familia si había sido víctima de violencia física, la violencia psicológica era notoria para ellos. Manipulación, control y alejamiento de la familia fueron las señales que vieron sus padres quienes ya estaban preocupados.

Estuvimos en una reunión familiar y no la dejaba salir del cuarto. Esas fueron las señales de alerta que tuvimos los familiares, y aunque ella había tomado la decisión de separarse, él la mató”, contó la tía de la joven.

La joven era la menor de tres hermanos y dejó a un niño de cinco años en estado de orfandad. Sus padres, Milagro Jiménez y William Carvajal exigen al Estado venezolano que atrapen al femicida y que le den la cara a la familia e informen sobre los avances de la investigación, temen que el caso quede impune.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado