21 C
Caracas
jueves, 22 octubre, 2020

Bolívar | Familia convivió con el cadáver de un pariente por tres días

En la casa de Alberto Juvenal Morillo, un anciano que falleció el martes 15 de septiembre, todavía huele a muerto. La falta de recursos obligó a una familia en San Félix a tener que convivir con un difunto durante varios días

-

San Félix.- Los zamuros todavía vuelan por encima de la casa de Alberto Juvenal Morillo, un jubilado de Sidor de 68 años, quien falleció el pasado martes 15 de septiembre. El cadáver de Morillo permaneció en su casa durante tres días, confirmaron familiares a El Pitazo este sábado 19 de septiembre. Detallaron que el sexagenario falleció por un accidente cerebrovascular.

El jubilado de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) vivía en el sector 4 de Francisca Duarte, una empobrecida zona situada en la vía hacia los caseríos rurales de San Félix. En ese barrio todos hablan del caso de Morillo, pero no se sorprenden, pues dijeron que no es la primera vez que un cuerpo sin vida pasa varios días dentro de una casa antes de ser sepultado.

Rosa Agustina Lima, una anciana de 75 años y esposa del fallecido, relató que los primeros dos días dejaron el cadáver dentro de la humilde vivienda de láminas de zinc, pero el tercer día el olor era muy fuerte y ya no lo podían tener en la casa; lo sacaron al patio y lo acostaron en una silla de extensión. Era todo lo que podían hacer, contó.

LEE TAMBIÉN

Gran Sabana | Viajeros cumplen ocho días en la intemperie esperando pruebas de COVID-19

Dijo que cubrieron el cuerpo con ramas para evitar que los zamuros se lo comieran. También agregó que llamaron por teléfono insistentemente a la gerencia de Sidor para que los ayudaran con algún servicio funerario, pero nunca respondieron. Y ellos, la familia, no tenían cómo ir a la sede de la estatal para tramitar el sepelio.

Alberto Juvenal Morillo era jubilado de Sidor. Foto: Carlos Suniaga

Sin dinero para pagar un pasaje y salir a pedir ayuda, gestionar el acta de defunción o comprar una urna, la única opción que tenían era esperar a que el olor del cadáver descompuesto fuera el grito de auxilio para que alguien les tendiera la mano. El Consejo Comunal del sector les sugirió ir a Mundo Sonrisas, una fundación que administra la Gobernación del estado Bolívar.

Una funcionaria de ese despacho envió un equipo a retirar el cadáver de la casa el viernes 18 de septiembre y, desde entonces, la familia no sabe más de Morillo. No están seguros de que haya sido enterrado ni dónde. “De aquí lo sacaron en una bolsa y no sabemos más nada”, precisó la esposa del fallecido.

El cadáver del sexagenario pasó días dentro de la casa. Al tercer día lo sacaron al patio, debido al fuerte olor. Foto: Carlos Suniaga. 
- Advertisement -

La casa no fue desinfectada, apenas este sábado los vecinos del empobrecido sector hicieron una ‘colecta’ para comprar cloro y limpiar los lugares donde estuvo el cadáver.

Sidor sin seguro médico

La tragedia de la familia Morillo no comenzó el martes 15 de septiembre, cuando falleció el sexagenario. Cada vez que le daban fuertes dolores de cabeza, la familia iba a las clínicas de San Félix y eran rechazados, debido a la deuda que tiene Sidor con esos centros médicos.

Foto: Carlos Suniaga.

“Más de una vez lo llevamos al hospital en carretilla, y andábamos de clínica en clínica porque no lo aceptaban en ningún lado; el seguro de Sidor está suspendido”, comentó Pedro Flores, hijastro del fallecido.

LEE TAMBIÉN

Delta Amacuro | Maestros denuncian que no hay condiciones para nuevo año escolar

Ahora la familia quedó con otra incertidumbre, saber a dónde se llevaron el cuerpo de Alberto Juvenal Morillo. “La gente de Mundo de Sonrisas nos dijeron que nos fuéramos detrás de ellos, pero con qué carro, si no tenemos ni para comer”, señaló Flores.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado