Bolívar | Afectada por crecida de río: “Necesito ayuda, no tengo a dónde ir”

Quienes viven cerca del caudal del río Caroní, en el estado Bolívar, están alerta porque temen que el nivel del afluente siga aumentando. Mientras tanto, en el extremo sur de esa región, en El Dorado, el Gobierno regional confirmó que 1.200 familias lo perdieron todo por el desborde del Cuyuní y del Yuruari

172
En el sector Los Monos de Castillito el río Caroní ya comenzó a ingresar a algunas casas.

Ciudad Guayana.- Al menos 25 familias que viven cerca del caudal del río Caroní, a la altura del sector Los Monos, en Puerto Ordaz, estado Bolívar, solicitaron atención urgente al Gobierno regional porque ya el agua comenzó a entrar en sus casas este viernes, 13 de agosto. “Tengo la casa inundada. No sé qué hacer, necesito ayuda, no tengo a dónde ir”, dijo Rosa Serrano, una vecina de la zona.

Serrano tiene 70 años y exige que el Estado habilite refugios para que ella y sus otros vecinos se muden mientras el agua desciende. Afirmó que no le importa perder la nevera vieja, la cama y el televisor que tiene. “Le tengo más miedo al río. Hace dos días mataron una culebra de dos metros que entró con el afluente hasta la sala”, relató la septuagenaria.

El barrio Los Monos del sector Castillito, en la parroquia Cachamay, es una de las zonas calificadas como de alto riesgo ante la crecida del Orinoco y Caroní, afluentes que, según la última medición de Protección Civil, se ubican en alerta amarilla en Ciudad Guayana, pues tienen 11,82 metros sobre el nivel del mar.

“También queremos hacer un llamado a la gente de sanidad, porque hay niños con diarrea. Las criaturas no miden el peligro ni de ahogarse ni de la contaminación del agua”, comentó Felicidad González, otra residente de Los Monos. El pasado 6 de agosto un menor murió ahogado al lanzarse al caudal del Caroní en el barrio Campo Rojo de San Félix, otra zona vulnerable a inundaciones.

En la población minera El Dorado, municipio Sifontes, la emergencia es mayor, porque los ríos Cuyuní y Yuruari inundaron 1.200 casas. Muchas viviendas quedaron bajo el agua. En algunas fotos compartidas por redes sociales se observan solo los techos de lámina de zinc de las residencias. En ese último caso, el gobernador de Bolívar, Justo Noguera, informó que las familias fueron llevadas a un refugio temporal y que están recibiendo atención médica primaria, alimentación y agua potable.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.