Barco hospital para indígenas waraos se deteriora a orillas del Orinoco

El barco hospital flotante disponía, en noviembre de 2014, de salas de odontología, ginecología, laboratorio, consultorio, farmacia, seis camarotes y comunicación satelital

373
El barco hospital flotante, con una capacidad de atención para 5.000 waraos en cada jornada, se hunde en la orilla de Coporito, a dos horas de Tucupita. Foto: Cortesía Minpppi

Tucupita.- Fátima Salazar, exparlamentaria del Consejo Legislativo del estado Delta Amacuro, aseguró este 9 de junio que el barco hospital asistencial denominado Janoko flotante, para la atención de salud a las comunidades waraos, se deteriora y permanece desvalijado en las márgenes del puerto Macareo, afluente del Orinoco, en la parroquia Juan Millán del sector fluvial del municipio Tucupita.   

Según la exdiputada, la embarcación tipo gabarra, fue diseñada e inaugurada en 2014, como política bandera de salud para la atención de 320 comunidades waraos, localizadas en los municipios Antonio Díaz y Pedernales del estado Delta Amacuro. 

Salazar asegura que el proyecto pertenece al Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas (Minpppi) en convenio con el Ministerio de Salud. “La política de funciones era exclusiva de las autoridades nacionales. Nosotros no teníamos acceso al barco”, indicó Salazar. 

“No sabemos si el hospital Janoko flotante surcó los caños y ríos del Delta del Orinoco; tampoco tenemos datos de cuántas comunidades atendió el barco que, en su tiempo de inicio, contaba con toda la tecnología para brindar atención de salud en cuanto a intervenciones quirúrgicas, odontología, medicina general y hasta conexión satelital”, sostuvo. 

Para Salazar, el hospital Janoko flotante es un barco fantasma que se encuentra inoperativo desde 2016, cuando se anunció oficialmente que iniciaría sus recorridos. Sin embargo, apenas surcó algunas comunidades cercanas y desde entonces permanece detenido. 

Roselindo Moreno, dirigente social indígena, destacó que los habitantes del Bajo Delta desconocen las funciones del hospital flotante y nunca lo han visto en las comunidades waraos, «solo sabemos que no cumple ninguna actividad desde su creación, allí está desvalijado, solo queda el esqueleto».  

 El equipo de El Pitazo trató de comunicarse con el representante de la Misión Guaicaipuro, institución enlace del ministerio indígena, pero no se obtuvo respuesta. 

Capacidad de atención 

El objetivo del hospital flotante era de 5.000 pacientes mensuales distribuidos en 35 comunidades del Delta del Orinoco. Los niños, adultos y ancianos waraos eran los beneficiarios directos del proyecto de salud en jornadas que se realizarían cada mes.  

De acuerdo con los registros del Ministerio para los Pueblos Indígenas, la inmensa embarcación de 300 toneladas es una de las obras más importantes del gobierno para fortalecer la atención social a las comunidades originarias, con recursos aportados por Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y el objetivo de atender hasta 48 comunidades indígenas del Bajo Delta cada 30 días. 

Leyenda: El barco hospital flotante, con capacidad de atención para 5.000 waraos por jornada, se hunde en la orilla de Coporito, a dos horas de Tucupita. Foto: Cortesía Minpppi.  

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.