Aumentan precios de medicamentos en Santa Elena de Uairén por cierre fronterizo

Revendedores ofrecen pastillas para la tensión en 25 reales brasileños (5 dólares) mientras que en el vecino país el producto no supera el dólar

183
Revendedores en redes sociales también especulan con medicamentos

En medio de los rigurosos controles sanitarios para frenar la expansión de la pandemia habitantes de Santa Elena de Uairén denunciaron que farmacias y particulares venden medicamentos que superan hasta seis veces su valor, por lo que se les hace cuesta arriba cumplir con tratamientos.

La comunidad que habita en la capital del municipio Gran Sabana, fronterizo con Brasil, se acostumbró a acudir a farmacias del vecino país, acción que fue repetida por muchos habitantes del estado Bolívar y parte de Anzoátegui, que emprendían un viaje de más de 10 horas para cruzar la frontera y comprar sus tratamientos. Esto debido a la escasez de cualquier tipo de medicina en farmacias nacionales.

Antes del cierre de la línea fronteriza debido a la pandemia, farmacias de la comunidad brasilera de Pacaraima lucían repletas. Los tratamientos para controlar la presión arterial, diabetes y asma eran los más solicitados.

LEE TAMBIÉN

Pacientes denuncian falta de insumos en hospital centinela de Amazonas

La situación dió un giro cuando lugareños no tuvieron más opción que comprar medicinas en las pocas farmacias que quedaban funcionando en Santa Elena, todos los medicamentos que allí ofrecen son brasileros. «Mi sobrino compró un medicamento para la diabetes que le costó 25 reales (5 dólares) mientras que en Brasil le salía en 15 (3 dólares), fue al día siguiente para comprar más y así estar prevenido por si se le acababa y resulta que se lo cobraron a 35 o 7$», contó el vecino Carlos González.

Desde hace más de un año en ninguna farmacia de este poblado aceptaron bolívares, tampoco tienen punto de venta y solo reciben moneda brasilera.

Otros casos, constantemente denunciando entre habitantes, son debido a los revendedores de medicamentos por redes sociales, ofrecen pastillas para la tensión a 25 reales, mientras que la misma caja de tabletas en Pacaraima no pasaba de cinco reales, es decir, un dólar.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.