Arrendadores en Bolívar están preocupados por suspensión en el pago de alquileres

En medio de la cuarentena, los venezolanos cuyo único ingreso económico proviene del pago del arriendo de un inmueble o local comercial, están prácticamente en bancarrota, tras el anuncio de suspensión del pago de alquileres

219
El controversial anuncio del Gobernante Nicolás Maduro preocupa a quienes viven del cobro de alquileres | Foto: Carlos Suniaga

Ciudad Guayana.- Varios arrendadores del sureño estado Bolívar están preocupados tras la suspensión del pago de alquileres que anunció el Gobernante Nicolás Maduro el pasado 22 de marzo en medio de la cuarentena por la pandemia del COVID-19 que, hasta los momentos en Venezuela ya registra tres muertos y más de un centenar de contagiados.

Para María Espinoza, una docente jubilada de 65 años, la situación es difícil. Vive sola en una casa en San Félix y su única entrada de dinero proviene del alquiler de un apartamento de su propiedad que habita una pareja con una niña en Puerto Ordaz. “De eso vivo, porque con la pensión no hago nada. Con la mensualidad del apartamento me ayudo bastante, pero ahora ¿de qué voy a vivir durante los próximos seis meses que, según Maduro, no me van a pagar alquiler? ¿Y si lo extiende por más tiempo?”, se preguntó la docente jubilada en una entrevista telefónica con El Pitazo el 30 de marzo.

Dijo que desde hace ocho días, justo después del anuncio de Maduro, su preocupación no es solamente ser contagiada de COVID-19, sino buscar una forma de obtener un ingreso extra para sobrevivir la cuarentena. Relató que sus inquilinos también vieron su economía disminuida porque el que paga el arriendo, trabaja haciendo transporte hacia la frontera con Brasil y últimamente no ha logrado abastecer de combustible el vehículo. “Él me dice que me quiere pagar y que no le va a hacer caso a eso que dijo Maduro, pero se le está complicando conseguir gasolina para viajar y eso es lo que me preocupa”, manifestó.

Otros tres arrendadores con los que conversó El Pitazo están en una situación parecida a la de María Espinoza. “Yo alquilo tres habitaciones en Villa Colombia, Puerto Ordaz, después del anuncio del Gobierno dos inquilinos me dijeron que no me podían pagar porque debían comprar comida para la cuarentena, y yo los entiendo ¿pero quién nos entiende a nosotros?”, recalcó Carlos Aguilarte, quien vive del alquiler de habitaciones desde unos 10 años.

LEE TAMBIÉN

Maduro decreta suspensión de pago de alquileres por seis meses

Entretanto, el presidente de la cámara inmobiliaria de Bolívar, Alexander Ayala, consideró que ese sector es uno de los que más ha sufrido el impacto de las medidas tomadas en medio de la cuarentena por la pandemia. Dijo que es urgente y necesaria una negociación, debido a lo controversial de suspender hasta por seis meses el pago de los cánones de arrendamiento en locales y viviendas. El empresario apostó por el diálogo y pidió al Gobierno no pensar en un solo sector de la población.

“La pregunta que deben realizarse los clientes inquilinos es qué va ocurrir una vez pasado los 6 meses de suspensión decretados, porque el decreto habla de suspensión por un tiempo determinado y no de la exoneración del mismo. Entonces, va a ocurrir el fenómeno de que el país tendrá que levantarse económicamente, por lo que será difícil pagar una deuda de 6 meses acumulada de parte del inquilino. He allí la razón de negociar desde ahora”, agregó Ayala.

El dirigente gremial puntualizó que es momento de tener conciencia y no aprovecharse del otro porque, subrayó, es una situación que afecta a todos. Reiteró que desde la cámara inmobiliaria respaldan el anuncio de quedarse en casa para contener la pandemia y dijo que para los empresarios lo más importante en esos tiempos es respaldar las acciones que se tomen para evitar que el virus se propague por todo el país.

5/5 (1)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO