23.9 C
Caracas
jueves, 26 noviembre, 2020

Amazonenses denuncian escasez de efectivo en bancos de Puerto Ayacucho

Toda una odisea representa obtener dinero en efectivo en la capital de Amazonas, a diario las entidades bancarias amanecen abarrotadas, mientras que otros han optado por dormir en las calles para agarrar el primer puesto en la cola

-

Puerto Ayacucho. La falta de dinero en efectivo en las entidades financieras de Puerto Ayacucho, ha resultado un grave problema. Desde hace dos semanas esta situación se ha sentido con más frecuencia, por la cantidad de personas que a diario amanecen en las puertas de estas instituciones con la finalidad de obtener 20 mil bolívares de la parte interna o 30 mil que otorgan los cajeros electrónicos.

Carolina Bastidas Flores usuaria del Banco Bicentenario ubicado en la avenida Aguerrevere, dio a conocer que llevaba tres días haciendo cola, sin poder cobrar su quincena, en vista que la referida sucursal no tiene liquidez, según la repuesta dada por el mismo gerente. Indicó que en el servicio en este banco siempre ha sido pésimo y hasta ahora no han tomado en cuenta las quejas para mejorar.

“Desde el pasado viernes he estado haciendo la cola sin poder cobrar mi quincena. Es una falta de respeto porque yo misma observe cuando llegó el carro blindado y al rato el gerente sale a decir que se había terminado el efectivo para seguir pagando, no entendemos lo que paso. Este banco siempre ha presentado este problema y hasta ahora los que están encargados de dirigirlos no han hecho nada para mejorar este servicio”, señaló la señora Bastidas a El Pitazo.

Entidades bancarias de la capital de Amazonas se quedaron sin efectivo para cancelarles a sus clientes y pagar las pensiones del seguro social a los adultos mayores. Foto: Mickey Véliz

Por su parte Juan Carlos Garrido destacó que la misma situación se presenta en el Banco de Venezuela en la avenida Orinoco, donde el colapso es evidente, lo que obstaculiza el libre tránsito peatonal y de vehículos, porque la cola rebasa las aceras. Reveló que hay personas que duermen en las calles pasando calamidades y corriendo todo tipo de riesgos para asegurar la cola y cobrar al otro día.

Garrido expresó: “En este banco se vive una odisea todos los días para poder sacar 20 mil bolívares por dentro y 30 mil por el cajero. Son horribles las horas que se viven, de diez cajeros solo dos o tres funcionan y hay personas que llevan hasta cinco tarjetas porque les hacen el favor a otros. Desde la semana pasada la gerente ha manifestado que no cuentan con suficiente efectivo en las bóvedas y muchos nos hemos quedado sin poder obtener nuestro dinero” reiteró.

El problema por la falta de efectivo también se presenta en las oficinas bancarias de: Banesco, El Tesoro, Provincial y el Caroní. Este último cerró una de sus sucursales sin presentar excusas. Extraoficialmente se supo se debió a la falta de presupuesto para seguir pagando una nómina de 60 trabajadores, además del alto costo del alquiler del local, por tal motivo el caos impera en sus instalaciones.

Colapso en las sucursales bancarias de Puerto Ayacucho, se presenta por la escasez de efectivo en las bóvedas, según informaron los gerentes. Foto: Mickey Véliz

Abuelitos persistentes

- Advertisement -

La ciudad más joven de Venezuela amanece todos los días con kilométricas colas en las diferentes oficinas financieras, donde en su gran mayoría son personas de la tercera edad, quienes han demostrado fuerza y persistencia, acompañado de angustias, al no poder cobrar el dinero completo de sus pensiones. Han denunciado que en este último pago solo recibieron 70 mil bolívares en efectivo.

Miguel Caballero, beneficiario de la pensión del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss) instó a los gerentes de los bancos a resolver este problema porque “todos los meses salen con el mismo cuento” y la mayoría de los adultos mayores se quedan sin cobrar. Acotó que muchos abuelitos provienen desde las comunidades indígenas por lo que se viene un día antes para cobrar su pensión, considerando tal situación como algo preocupante.

“No podemos seguir sufriendo cada vez que vayamos al banco a cobrar nuestra pensión. Es triste lo que se ve todos los meses, personas con sillas de rueda y bastones que se quedan sin cobrar porque se agota el efectivo. El gerente debe tomar las previsiones necesarias para estas fechas, porque nosotros también necesitamos cobrar. Lo poco que nos da el banco no nos alcanza para comer y mucho menos para comprar nuestras medicinas” comentó Caballero.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado