20.7 C
Caracas
jueves, 18 agosto, 2022

Amazonas | Parima B, zona indígena donde una disputa por internet estalló en violencia

Parima B está entre las comunidades indígenas más recónditas del Amazonas venezolano y allí se han reportado focos de minería ilegal. Se ubica a pocos kilómetros de la frontera con Brasil

-

El asesinato a balazos de cuatro indígenas del pueblo yanomami, en el sector Parima B del municipio Alto Orinoco, en el estado Amazonas, puso en relieve el origen del violento incidente: una disputa entre militares del puesto fronterizo de la Fuerza Aérea y nativos sobre el uso del servicio de internet, la única vía de comunicación que hay en la selvática e inhóspita zona.

Parima B, junto con Parima A y Parima C, está entre las comunidades más recónditas del Amazonas venezolano y allí se han reportado focos de minería ilegal. Se ubica a menos de 20 kilómetros de la frontera con Brasil y es el sector con más aldeas yanomamis del Alto Orinoco; se calcula que hay más de 30 shabonos (viviendas típicas del pueblo yanomami). No hay agua corriente por tuberías, electricidad ni servicios de salud eficientes, y el acceso es por vía aérea.

En esas condiciones, y tomando en cuenta que muchos indígenas, sobre todo los más jóvenes, tienen teléfonos móviles, contar con servicio de internet se ha convertido en una necesidad, tal como lo describe la periodista local Carolina Azavache. “En una zona donde no tienen servicios de ningún tipo, el internet es la única conexión con el resto del mundo”, señaló la reportera.

El acuerdo entre yanomamis y militares

En medio de ese panorama de carencias, en Parima B hay un sitio que cuenta con energía eléctrica y antenas: el puesto fronterizo de la Fuerza Aérea, cerca de la pista de aterrizaje. En ese lugar, tras un acuerdo entre los soldados y los yanomamis, se instaló un dispositivo de internet propiedad de los indígenas. La condición era que la clave para acceder a la red de datos debía ser compartida con la comunidad para el beneficio de todos.

El domingo 20 de marzo, el capitán de la aldea y otros nativos fueron al comando castrense y solicitaron acceso a internet, pero los funcionarios se negaron a compartir el servicio. Ante eso, la comunidad pidió entonces la entrega del aparato. En ese momento se generó una discusión que terminó en violencia y muertos.

“Los yanomamis son indígenas que, cuando ocurre un hecho de esta naturaleza, son unidos. No va uno solo, van todos”, le dijo a Radio Fe y Alegría el coordinador de pueblos indígenas en la ONG Foro Penal, Olnar Ortiz. Este afirmó que la situación continúa tensa en la aldea y difundió en redes sociales los nombres de los cuatro fallecidos: Isnardo Borges, de 21 años; Cariban González, de 22; Jhonatan Silva, de 30, y Martina González, de 45 años.

El gobernador de Amazonas, Miguel Rodríguez, lamentó el hecho, dijo que ya hay una investigación en curso y agregó que cinco personas resultaron heridas en el conflicto. Trascendió que entre los lesionados hay dos militares que siguen en Parima B porque la comunidad yanomami ha impedido su traslado a algún centro de salud. Gabriel Silva, hermano de un adolescente herido de bala, dijo que en medio de la trifulca, uno de sus paisanos despojó a un soldado de su arma y disparó para defenderse.

Otra clave para entender por qué el episodio acabó con un saldo fatal es la poca formación del personal militar para tratar con los indígenas yanomamis, como lo dijo el gobernador Rodríguez en una publicación colgada en su página oficial de Facebook. «Al no tener la formación necesaria para tratar con culturas ancestrales con cosmovisiones distintas, cualquier funcionario confundido puede generar situaciones dolorosas», aseveró el mandatario.

La diputada de la Asamblea Nacional de 2015 por Amazonas, Mauligmer Baloa, también se pronunció en sus redes sociales. “Nuestro repudio total a esos niveles de intolerancia con un pueblo cuya vida está sumergida en la selva, que no tienen acceso a bienes ni servicio y menos educación”, expresó Baloa en Twitter.

De momento no hay información oficial sobre algún soldado detenido. De acuerdo con periodistas locales, la comisión militar, Ministerio Público y Alcaldía de Alto Orinoco que viajó el martes 22 de marzo a Parima B para investigar el conflicto, no ha regresado a Puerto Ayacucho.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a