20.6 C
Caracas
sábado, 8 agosto, 2020

Video | Las cacerolas no dejaron de sonar en visita del ministro Istúriz a instituciones educativas de Caricuao

-

Caracas.- Entregar tablets en el Liceo Tomás Vicente González, escuchar una obra patriótica y poemas de estudiantes de la escuela Mireya Venegas fue el plan b asumido, después de rechazar la idea de visitar el Liceo Técnico Francisco Fajardo ante una posible protesta de docentes. Lo cierto es que el sonido ensordecedor de las cacerolas, a lo que tanto le huía,  no  dejaron libre a la comitiva del ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, sino hasta que se retiraron. Un tiro al aire desde dentro de la Mireya Venegas hizo que el taquititaqui de las ollas de cocina de los habitantes de la parroquia Caricuao aumentara; solo se apagaron cuando vieron fuera de sus fronteras a las tres camionetas lujosas de color blanco.

Así lo informó Arminda Pérez, vecina de la UD3 de esta comunidad. «Lo que nos pareció grave fue que supuestamente este hombre se la da de humanista, de maestro y permitió que se realizara un disparo al aire para, supuestamente, frenar el ruido de las cacerolas, después que entró a la escuela Mireya Venegas; los padres y representantes nos preguntamos y ¿dónde está la ley que protege a niños, niñas y adolescentes (Lopnna) o es que nuestros muchachos no valen?».

Pérez hizo un llamado urgente a las organizaciones de derechos humanos dedicadas a proteger a los niños y adolescentes del país y a la Asamblea Nacional para que se abra una investigación de este hecho. Recordó que hay un video, que hay padres y representantes, que inclusive desde sus casas, estaban viendo lo ocurrido.

«No es lógico que se haya puesto en riesgo a nuestros muchachos, todo porque a uno de los escoltas de Istúriz no le gustan las cacerolas; por eso pedimos la presencia de organizaciones, asociaciones tanto nacionales como internacionales, para que verifiquen este hecho», enfatizó la vecina de la UD3 de Caricuao.

Tablets para estudiantes del Vicente González

Si los estudiantes del Liceo Técnico Francisco Fajardo se perdieron de estas tablets por el temor de la comitiva ministerial al ruido, a la protesta, a las enigmáticas cacerolas, esto igual se va saber, así lo sentenció, la docente jubilada Anneris Ramos,  que habita en la UD7 de Caricuao. Recordó que el cambio del programa original se debió  a las molestias expresadas por varios docentes por las redes sociales debido a los 1.800 bolívares asignados para los cestatickets de este mes.

La docente jubilada explicó que su sobrino,  estudiante del primer año en el Liceo Tomás Vicente González, fue quien  le informó que los liceístas de los últimos años recibieron de mano del ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, unas tablets. «Esta gente del ministerio es increíble, no hay dinero para los docentes, las escuelas se caen de necesidades, los estudiantes apenas pueden ir porque no tienen comida y el uniforme limpio y gastan dinero en dar tablets; para mí esta gente no está bien de la cabeza, no conocen de prioridades».

meta_value

¿Qué tan útil fue esta publicación?