22.2 C
Caracas
domingo, 27 septiembre, 2020

Vecinos de Sucre exigen el cierre del centro policial Zona 7 en Boleíta

-

Miranda.Los vecinos de distintas comunidades del municipio Sucre, en el estado Miranda, se unieron para organizar acciones en torno a solicitar ante las autoridades que sea clausurado el Centro de Coordinación Policial de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), antigua Zona 7, ubicado en Boleíta.

Para lograrlo, líderes de El Marqués, La Urbina y Boleíta convocan a todos los habitantes del municipio Sucre a una asamblea de vecinos que se realizará este sábado 21 de septiembre, a las 10:00 am, en el polideportivo del colegio San Agustín.

René Cedillo, vecino de La California Norte, hizo la invitación y recordó a la comunidad que se trata de “un problema que no solo incide en la seguridad de los sectores cercanos, sino de todo Sucre”.

La petición ha sido un clamor de la comunidad desde hace años, según afirma Cedillo. Sin embargo, admite que se reavivó el pasado 11 de septiembre, luego de que se conociera de una fuga masiva en este centro de reclusión preventiva del que, al menos, 30 privados de libertad se escaparon, ingresando a escuelas y zonas residenciales cercanas para burlar a los funcionarios que se desplegaron para atraparlos.

“Nuestro objetivo es que salga la Zona 7. Este es un centro de reclusión que no debería estar aquí, porque esta es una zona residencial y aunque sabemos que tiene más de 30 años instalado allí, ese espacio fue concebido para ser una sede administrativa del gobierno local, no una cárcel que alberga y genera miles de problemas”, dijo el dirigente vecinal.


LEE TAMBIÉN: 

VECINOS DE ZONA 7 DEFENDIERON ACCIONES PARA ELIMINAR SEDE DE LA PNB



Los ciudadanos que habitan Colina Quinta Altamira, las residencias Terepaima, las cercanías del Parque Sanz El Giorgio, el barrio La Lucha, el Marqués y La California Norte son los principales afectados cuando se generan motines, fugas o protestas en este centro policial, que está capacitado para recibir de forma itinerante a unos 250 privados de libertad, pero en donde están hacinados unos 1.200 hombres con procesos penales inconclusos.

Los vecinos definirán acciones para solicitar formalmente «que salga la Zona 7 del municipio Sucre» | Foto: Génesis Carrero Soto
- Advertisement -

Lorenzo Pérez, dirigente de la Asociación de Vecinos de Horizonte, recordó que en 2015 la Cámara Municipal de Sucre aprobó por unanimidad la salida de la Zona 7 de este espacio y nunca se concretó la decisión, por lo que extienden este llamado al Ministerio de Servicios Penitenciarios “que hace alarde de haber alcanzado niveles de ejemplo en su materia, pero que no cumple con las condiciones mínimas de seguridad de este espacio que pone en riesgo a los que están fuera y dentro de él”.

Destacan que entre agosto y septiembre se han registrado ya dos fugas en este centro de reclusión que han generado tiroteos e incluso el ingreso de los presuntos delincuentes en espacios del colegio San Agustín, cuya única separación con este centro es una pared.

“No se trata solo de un clamor por los niños, por las familias que estamos afectadas y en peligro, sino por las mismas personas que están allí dentro y cuyos Derechos Humanos son violentados e invisibilizados cuando todos son víctimas de retardo procesal, padecen enfermedades contagiosas y ni siquiera reciben atención médica”, puntualizó la señora Adelicia Fajardo, representante de los residentes de El Marqués Norte.

Los ciudadanos se sienten en peligro, e incluso dicen tener información de que algunos reclusos “son liberados por algunas horas para que hagan uso de gimnasio ubicado en el Centro Seguros La Paz y luego vuelven a la prisión”. José Dacosta, otro habitante de una urbanización cercana a Zona 7, refiere que en el primer día de clases en el San Agustín los niños y sus docentes se lanzaron al piso cuando escucharon la explosión de un coche y la confundieron con detonaciones de armas.

“Aquí hay centros comerciales, sedes de canales de televisión, oficinas de instituciones públicas y el gobierno municipal. Hay escuelas. Esta no es una zona para que funcione una cárcel de esas proporciones y con esos problemas”, acotó Dacosta.

En este sentido, Cedillo insistió en el llamado a los vecinos a participar activamente en esta reunión vecinal en la que establecerán mesas de trabajo y agruparán todas las gestiones que se han hecho y las que se realizarán posteriormente para lograr que sea clausurado este espacio.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado