Vecinos de El Valle esperan desde hace 5 años remodelación de una cancha

meta_valwj

La calle 10 de Los Jardines de El Valle está esperando apoyo para el acondicionamiento de una cancha deportiva desde el 2014. Vecinos de la zona que desde hace años trabajan con niños y jóvenes de la comunidad lo hacen con el objetivo de fomentar la cultura y el deporte, como herramienta para combatir la delincuencia y el embarazo precoz en jóvenes y adolescentes.

«Yo quedé embarazada cuando era adolescente y sé lo que eso significa, por eso quiero apoyar a los jóvenes de hoy en día» explicó una de las vecinas que prefirió mantener su identidad oculta. La cancha es un espacio necesario para llevar a cabo ese trabajo, pero no tiene las condiciones adecuadas. 

«La importancia de crear este espacio es porque muchas de nuestras niñas salen embarazadas desde los 13 años porque no tienen nada más que hacer que hablar de novios y nuestros varones a los 14 años ya están delinquiendo y vendiendo drogas» explicaron los vecinos. 

La delincuencia de la zona interrumpió el proceso de remodelación de la cancha, hace cinco años, y actualmente, aunque la cancha se sigue utilizando, no tiene las características aptas para tener una labor deportiva y cultural sólida y permanente. La comunidad ha asistido a diversas instancias gubernamentales sin tener respuesta efectiva de ninguna. El Consejo Comunal, de forma explícita, les ha manifestado que no va a intervenir de ninguna manera esa cancha «por la inseguridad», explicaron.


La comunidad asegura que en los jóvenes hay muchas ansias de que ese espacio se recupere Foto: Andrés Rodríguez

«Me llena de vida, me da juventud y alegría ayudar a los niños de mi comunidad, lo hago por ellos. Si tengo 40 niños y rescato 10, son 10 que se salvaron, aunque sea uno vale la pena y por eso lo hacemos», vecina de la Calle 10.


A pesar de que hubo un inicio de reparaciones para la cancha, la obra está inconclusa Foto: Andrés Rodríguez

Remodelación de la cancha

La cancha de la calle 10 existe desde hace más de 20 años, mas no tenía techo ni baños, aún así funcionaba para que el equipo de básquet de la zona practicara. En medio del éxito que tuvo el equipo de básquet, decidieron remodelarla para que fuese un espacio sumamente apto para el deporte y extenderlo al área cultural, es decir que también funcionara para fomentar otras actividades en la zona. Para dicha remodelación le solicitaron apoyo a la Corpoelec, quienes contrataron a una empresa privada que inició los trabajos de acondicionamiento de la cancha. 


Cuando pueden hacer uso del espacio, asisten hasta 50 jóvenes con ganas de hacer actividades y pasar su tiempo practicando un deporte o teniendo alguna clase de cultura Foto: Andrés Rodríguez

«La obra duró aproximadamente 10 meses y Corpoelec y la constructora fueron constantes con el trabajo, pero por la situación país todo se fue deteriorando y la obra se detuvo» explicaron los vecinos. Delincuentes de la zona empezaron a «cobrar vacuna», había que pagarles cierta cantidad de dinero, cada cierto tiempo, para seguir interviniendo el espacio, por esta razón llegó un punto en el que no pudieron seguir costeando el monto y dejaron la obra. «La situación se complicó al punto de que la obra fue abandonada por la constructora y por Corpoelec, llegamos al punto de que secuestraron al ingeniero» aclararon los vecinos. 

Problemas de la cancha

Los trabajos de la constructora avanzaron al punto de poner el techo de la cancha pero el piso no es del todo liso y no está apto para la práctica profesional de básquet. Tampoco tiene baños, una pared rota se convirtió en una segunda entrada y suele amanecer con desechos de basura. «El vandalismo  se ha apoderado de la cancha, la gente se mete, la ensucia, hacen sus necesidades fisiológicas, se meten indigentes, la gente no respeta el espacio y no hemos podido recuperarlo» dijeron los vecinos. 

Instancias acudidas

«Una vez que la situación de inseguridad se mejoró nosotros comenzamos a meter papeles en los diferentes entes deportivos y del gobierno pero ninguno nos ha prestado atención, vienen a visitar, a tomarse fotos pero nadie nos ayuda a reparar la cancha» denunció la comunidad. En cuanto a Corpoelec, que fue la empresa que inició el trabajo, hoy responde diciendo que no tienen los recursos para continuar la obra que en aquel momento se detuvo, dicen que aprobaron la obra en el momento en que tenían el dinero para la misma pero el dinero se ha devaluado y ya se gastó una gran parte.

Gabriela Graterol, militante del Partido Socialista Unido de Venezuela; Alexander «Mimou» Vargas, viceministro de Deporte; Erika Farías, alcaldesa del Municipio Libertador y Blanca Eekhout, Ministra del Poder Popular para las Comunas y Movimientos Sociales, son los gobernantes con los que la comunidad se ha comunicado. Se han enviado cartas, han enviado la denuncias por correo, incluso algunos han ido a visitarlos, les han pedido la recolección de firmas y fotos pero no han tenido respuesta efectiva de ninguno, aseguran los vecinos.


Zona de la cancha donde suele haber escombros o personas fumando estupefacientes Foto: Andrés Rodríguez

La comunidad espera una solución y se lamenta ante la poca atención que los entes gubernamentales han dado a este problema, aún cuando han prometido en varias oportunidades atenderlo. Actualmente, han empezado a dar clases de música folclórica una vez a la semana con el objetivo de fomentar la cultura. Los días en que la cancha no puede ser utilizada, hay vecinos que prestan sus casas para que la actividad pueda darse. También siguen practicando deporte mas no de forma profesional y ocasionalmente.

Trascurren los días, los niños se hacen jóvenes, los jóvenes adultos y el deporte y la cultura, que tanta incidencia tiene en la comunidad para salvarla de malos vicios, sigue esperando un espacio apto para crecer en la Calle 10 de El Valle.


DÉJANOS TU COMENTARIO