Vecinos de Chacao denuncian alza de inseguridad por falta de funcionarios policiales

Habitantes reportan un aumento de robos, sobre todo a comerciantes, durante los últimos meses. Aunque aseguran que la policía siempre atiende las denuncias, no hay acciones concretas que disminuyan los niveles de inseguridad en la zona

484
Foto Ronald Peña

Caracas.- Los habitantes del municipio Chacao, el más pequeño del Área Metropolitana de Caracas, denunciaron un aumento de los robos en el sector durante los últimos meses, aunque la sensación de inseguridad comenzó hace más de tres años. El sábado 23 de marzo, Gustavo Duque, alcalde, presentó la memoria y cuenta correspondiente al año 2018 y precisó: “Realizamos mantenimiento preventivo y correctivo a 936 unidades del parque automotor de la Policía Municipal de Chacao”, sin embargo, no ofreció otros datos que permitan comparar con años o gestiones anteriores; tampoco hay cifras sobre los niveles de inseguridad en el municipio.

De acuerdo con Duque, la seguridad es la prioridad de la alcaldía. Aún así, los vecinos no perciben una mejoría en el último año. En el primer trimestre de 2018, a Antonella Rizzo la golpearon en la cabeza para robarla mientras estaba abriendo su negocio, entre las ocho y las nueve de la mañana. Tiene 62 años y nunca se había preocupado por la inseguridad. Esa vez, recibió ocho puntos en la herida para poder sanar y 15 días de reposo. En ese momento cerraba su negocio de reparación de calzado, ahora, antes de las cinco de la tarde.


LEE TAMBIÉN: 

GOBIERNO EXTIENDE SUSPENSIÓN DE ACTIVIDADES LABORALES Y ACADÉMICAS

Wilson Rodríguez, de 52, ve cada noche cómo algunos delincuentes se roban los espejos de los carros en la calle José Félix Ribas, lo que no ve son patrullas ni funcionarios de la Policía de Chacao. “De día ves algunos, pero de noche en estas calles no se ve ni un alma”. Aunque el cuerpo policial sí atiende las denuncias, Wilson asegura que no hay acciones concretas que tranquilicen a los lugareños. Considera que el aumento de gente en situación de calle influye directamente sobre el índice de inseguridad, pero no tiene certeza ni cómo demostrarlo.

Cada vez se hacen más comunes los robos. Según el testimonio de varios vecinos, el viernes 22 de marzo, a uno de los comerciantes del casco colonial lo agredieron para robarlo en la entrada de su local, cuentan que, afortunadamente, la policía capturó al agresor; pero no siempre las operaciones policiales tienen éxito.

Albino Copersito, de 48 años, atribuye la inseguridad a la falta de efectivos policiales: “Es que la mayoría se ha ido a otros trabajos en los que les pagan mejor. ¿Cómo va a funcionar un cuerpo policial si les pagan mal?”. Nunca ha sido víctima, pero en su calle, la Donatello, ha sabido de varios casos en los que sujetos armados han ingresado a apartamentos y se llevan varias pertenencias.

En el municipio Chacao, según sus habitantes, siempre se había podido caminar a cualquier hora, hoy por hoy, luego de las cinco, nadie sale, ni deja carros estacionados en las calles, ni hay negocios abiertos. Rosa Serrano atiende un negocio familiar que tiene más de 50 años, y recuerda cómo hace dos años cinco hombres encapuchados y con armas entraron a la tienda y se llevaron gran parte del inventario. Desde entonces, Rosa cierra el establecimiento antes de las cinco de la tarde. A pesar de eso, considera que Chacao sigue siendo un municipio tranquilo.

Ibrahim Rica concuerda. Dijo sentirse más seguro que en otros lugares de la capital, sin embargo, siempre está alerta y toma sus propias medidas de seguridad, sobre todo desde hace tres o cuatro años que sintió que la situación empeoraba. “Es un lugar tranquilo, pero igual uno no se confía”, refirió. Entre vecinos se apoyan, cuando alguno tiene que viajar o estar más de un día fuera de casa, otro está pendiente de la propiedad, igual funciona con los negocios, que procuran no abandonarlos y vigilar permanentemente a quienes entran.

DÉJANOS TU COMENTARIO