26.5 C
Caracas
sábado, 15 agosto, 2020

Vecinos de Baruta y Sucre aseguran que colas por gasolina afectan su cotidianidad

Cada vez son más grandes las filas que se forman en las distintas estaciones de servicio de estas dos zonas

-

Desde el pasado 1° de junio rige en Venezuela dos esquemas de venta de gasolina: subsidiada a 5.000 bolívares el litro y sin subsidio a 0,50 dólares el litro. En Libertador todas las bombas son subsidiadas, y cuatro tienen ambos esquemas; pero en Sucre y Baruta son contadas por lo que tienden a hacerse colas y los residentes aseguran verse afectados.

En el municipio Baruta hay cuatro estaciones de servicio subsidiadas la de Ojo de Agua, Piedra Azul, la otra está ubicada en La Ciudadela, y en La Boyera; en las cuatro se hacen filas hasta de un máximo de una hora.

LEE TAMBIÉN

Trabajadores del sector petrolero afirman que producción de gasolina es de 80.000 barriles diarios

Un infociudadano de El Pitazo residente del sector El Placer contó que las filas más grandes para surtir gasolina en las estaciones de servicio Ojo de Agua y Piedra Azul se forman entre las 9:00 de la mañana y las 2:00 de la tarde; ambas funcionan de 7:00 de la mañana a 7:00 de la noche. Asegura que las colas no obstruyen el tráfico, pero «sí dificultan el antiguo mercadito municipal que estaba frente a la policía». Indica que no hay patrullaje, pero como está cerca el comando de la Policía de Baruta «hay sentimiento de seguridad».

Por su parte, vecinos de La Boyera y La Tahona informan que con la recién inauguración de la estación de servicio ubicada en esa zona ha perjudicado su cotidianidad. Residentes dicen que las filas de vehículos que esperan por surtir combustible les impiden salir de su residencia, y también se adueñan del espacio donde estacionan invitados. Los vecinos, quienes pidieron la omisión de su identidad, dicen que les preocupa que se incremente la inseguridad en la zona.

Respecto al municipio Sucre, vecinos cuentan que en la estación de servicio que está en la urbanización Horizonte, ubicado a la altura del centro comercial Aloa en la avenida Rómulo Gallegos, las filas que se forman diariamente son largas; agregan que el trayecto está custodiado por funcionarios de la Guardia Nacional.

¿Qué tan útil fue esta publicación?