20 C
Caracas
miércoles, 25 noviembre, 2020

Vecinos con gas directo en zonas populares de Petare pasan hasta un mes sin suministro

En varios bloques y edificios del municipio Sucre, en Miranda, los residentes reportan el empeoramiento del suministro de gas directo que es responsabilidad de Pdvsa Gas Comunal. Los trabajadores tienen dos meses llenando los tanques a medias para poder repartir lo que cargan en sus camiones

-

Petare.- El desperfecto en el camión de Pdvsa Gas Comunal que surte la zona, sumado a la falta de producción han sido las excusas que los trabajadores de esta planta del Estado han dado a los vecinos que viven en edificios y bloques de barriadas en el municipio Sucre, del estado Miranda, para no abastecerlos de gas doméstico.

En comunidades como La Lira, en La Dolorita o Pablo VI, El Morro, Campo Rico y Filas de Mariche, en Petare, las familias reportan pasar entre 20 días y un mes entero sin servicio de gas doméstico. Aunque aseguran que las fallas en el llenado se han acentuado hace años y medio, es en los últimos dos meses cuando ha empeorado la situación por la falta de camiones o gasolina para llevar el suministro a distintos sectores del municipio Sucre.

Ingrid Palacios es vecina del municipio y luchadora social por las comunidades de Petare y asegura que la falta de gas es uno de los temas que más golpea a los petareños y a todos los habitantes de Sucre, donde anteriormente se ubicaban unas 10 empresas privadas de gas que llevaban bombonas o surtían y asesoraban a las comunidades. Pero, ahora el servicio ha quedado en manos de los consejos comunales y de empresas del Estado.

LEE TAMBIÉN

El Aissami acusa a EE. UU. por escasez de gas doméstico en Venezuela

“Pdvsa dice que los camiones no tienen cauchos, que están accidentados y que no tienen gasolina. Entonces son los vecinos los que padecen porque junto a las fallas eléctricas, hay días en el al menos en Pablo VI nos quedamos sin luz, sin agua y sin gas, es decir: hay días en que perdemos hasta el derecho de alimentarnos, dijo Palacios.

En el caso de los edificios de Pablo VI, se trata de una comunidad de al menos cinco mil personas, equivalentes a al menos 500 familias residentes de edificios de hasta 30 pisos que se surten desde el llenadero Guaraira Repano de Pdvsa Gas Comunal, en Turumo, y que pagan por anticipado el llenado de gas licuado.

- Advertisement -

Alexis Cordero, vecino de esta localidad, indicó que los pagos se hacen con al menos 20 días de anticipación y que últimamente la medida tomada por los trabajadores de Pdvsa Gas Comunal ha sido la de surtir los cilindros a medias con el hidrocarburo solo para una o dos semanas.

Palacios refuerza este testimonio y refiere que recientemente se abasteció luego de 22 días sin gas en los que los residentes de Pablo VI debieron usar hornillas eléctricas, improvisar fogones dentro de sus propios apartamentos y hasta adquirir bombonas de gas y usarlas, pese a la prohibición de tener estos objetos inflamables dentro de estos espacios, de acuerdo a lo establecido en la Ley de Propiedad Horizontal.

En los últimos dos meses los camiones acuden a los edificios y surten la mitad o un 20% de la carga de LPG de los cilindros de gas. | Foto Cortesía vecinos.

“Somos la tercera reserva de gas en el mundo y en Sucre el camión no sube, sino que se montan de forma improvisada despachos de gas en plana calle. Estas situaciones se prestan para que se cree una modalidad en que la comunidad debe buscar el camión, cargar sus bombonas y hasta llenar el propio gas cuando se puede”, agregó Palacios, ex concejal de este municipio.

La situación no es distinta en otros edificios como los bloques de La Lira, en La Dolorita, en donde los vecinos optaron también por meter bombonas de gas a sus apartamentos para no tener que seguir esperando el camión que abastece los cilindros que proveen del servicio a toda la comunidad, representada en seis edificios y 120 apartamentos en los que viven hasta dos familias.

Migdalia Espinoza, líder comunitaria de este sector, relató que el llenado los últimos tres meses de la pandemia ha sido inconcluso y perdió continuidad, pese a que estas familias pagan con un mes de anticipación por ello servicio. “Desde los meses de agosto y octubre ya había fallas de gas. El 21 de octubre Pdvsa Gas trajo la mitad de los cilindros con la justificación de que el tanque del camión estaba malo y les habían prestado otro tanque”, explicó la vecina.

Espinoza aseguró que la última recarga fue de 40 litros a los cilindros que cargan 80, y que en unos 15 días se volvieron a quedar sin servicio. “Ellos (los trabajadores de Pdvsa Gas Comunal) nos dicen que ya no es el camión que está mal, sino que no hay producción de gas, no hay y por eso no pueden llenarnos completo, porque hay que ayudar a varias comunidades”, aclaró.

Otro vecino de Terrazas de Guaicoco, el señor Ramón Cortez, indicó que el camión acudió hace semana y media y llenó solo el 20% de capacidad de los tanques de gas licuado de los conjuntos residenciales de la zona.

LEE TAMBIÉN

Más de seis meses sin gas doméstico tienen ciudadanos de Trujillo

“Nosotros incluso pensamos en pagarles más porque estamos a punto de quedarnos sin gas, pero los llamamos y ellos nos dicen que no hay gas, que no es falta de trabajadores, o los camiones ni nada de eso. Sino que el problema es que no hay gas”, añadió Cortez.

Este lunes, 16 de noviembre, al menos dos edificios de Pablo VI ya se quedaron nuevamente sin suministro de gas, luego del llenado incompleto que hizo el camión en días pasados. “Más de 1.000 familias padecen las consecuencias de esta contingencia que agrava las condiciones de vulnerabilidad de todos nuestros habitantes, por eso les pedimos a todos tomar cartas en el asunto y resolver la situación”, pidió el señor Cordero.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado