26.7 C
Caracas
lunes, 28 septiembre, 2020

Una caída dejó a Abraham en cama y sin sueños

Caerse de un árbol de mango le costó la movilidad y la alegría a Abraham Carrasquel, un petareño de 15 años. Cuando su madre lo encontró en el piso, hace año y medio, tenía una cabilla atravesando un costado y no podía moverse. Ahora pasa los días en un cuarto sin TV, libros o algún amigo

-

Abraham José Carrasquel debería estar corriendo por el patio, lanzándose en cauchos bajo la lluvia en la empinada cuesta del Barrio La Cruz de Petare y corriendo con su tapabocas a hacer mandados a su mamá. En cambio, el joven de 15 años está postrado en una cama desde hace un año y seis meses, sin poder moverse y sin esperanzas de vivir mejor.

Caerse de un árbol de mango le costó la movilidad y la alegría. Cuando su madre lo encontró en el piso, ese 29 de febrero de 2019, tenía una cabilla atravesando un costado y no podía moverse.

El diagnóstico: fractura de dos discos de la columna, lo dejó en cama desde entonces. Con ayuda su familia, Yuleidy Palacios, la madre de Abraham, ha podido conseguir sillas de rueda y los pañales que ahora requiere su hijo y que necesitará de por vida.

Sin embargo, las precarias condiciones de la familia hacen más compleja la situación de Abraham y lo mantienen confinado en una pequeña habitación de dos metros por tres, con paredes roídas y sin ventanas, de la que pocas veces pueden sacarlo.

LEE TAMBIÉN

Escaladora francesa de 16 años muere después de una caída

- Advertisement -

—Yo quisiera leer, hacer cualquier cosa. Pero no puedo, no tengo como. Entonces me paso el día aquí aburrido y pensando en que quiero pararme y no puedo— dice Abraham.

Su madre se ocupa de sus cuidados y es su familia quien intenta ayudarla con los gastos que acarrea la condición de Abraham | Foto: Génesis Carrero Soto

Entrar al cuarto del adolescente es encontrarlo mirando al techo. En su cuarto solo hay una cama, un televisor pequeño que no suena, a veces no se ve y detrás, una silla de ruedas que no puede usar con facilidad porque por la forma de sus piernas se les dificulta sentarlo.

Para sacar a Abraham del cuarto o de la casa, Yuleidy debe pedir la ayuda de vecinos, pues debe superar dos tramos de escaleras tan solo dentro de la vivienda, otro pasillo más de escaleras en el callejón en el que viven y una bajada empinada para salir del barrio La Cruz, ubicado específicamente en Maca.

LEE TAMBIÉN

Una adolescente murió al caer de azotea mientras se hacía un selfi

Yuleidy no puede trabajar, pues debe encargarse de la atención de Abraham a tiempo completo y son sus padres y hermanas quienes la ayudan a costear lo que pueden, en torno a las necesidades de su hijo en cama.

La postración ha generado lesiones en la piel de Abraham, el evidente debilitamiento de sus músculos y lo ha llevado a estar bajo de peso.

Abraham ahora cuenta con el apoyo de la fundación Santi y sus Amigos, que lo visitó con una doctora que lo evaluará, y ahora se ocupa de entregarle algunos insumos médicos. Sin embargo, requiere constantemente pañales, crema hidratante, vitaminas y le gustaría al menos tener un TV y algunos libros que leer.

Quienes puedan hacer donaciones para él, o ayudarlo de alguna manera, deben comunicarse al teléfono: 0426-7113801

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado