22.9 C
Caracas
sábado, 28 mayo, 2022

Tren del Tuy colapsa en inicio de flexibilización de cuarentena

Usuarios del ferrocarril de los Valles del Tuy esperaron hasta una hora por ingresar al sistema. Los funcionarios de seguridad fueron rebasados por la multitud, que tenía más de 70 días excluida del servicio en resguardo del COVID-19

-

Caracas.- Poco antes de las 5:00 am de este lunes, 1° de junio, cientos de usuarios del Sistema Ferroviario Ezequiel Zamora abarrotaron los accesos a las estaciones del tren. El ferrocarril de los Valles del Tuy es el más importante medio de transporte masivo de la región mirandina y pasó casi dos meses y medio con acceso restringido, debido a las medidas decretadas para contener la propagación del nuevo coronavirus en Venezuela.

Desde las primeras horas de la esperada ampliación del servicio el descontrol fue evidente. A pesar de que la flexibilización de las restricciones se anunció el pasado sábado, 30 de mayo, ni los trabajadores del Instituto de Ferrocarriles del Estado (IFE), organismo que administra el sistema, ni de la Guardia Nacional, a cargo del control de ingreso, tenían preparado un sistema de verificación de los pasajeros.

Para ingresar los viajeros deben portar tapabocas y guantes, además del carnet que los acrediten como trabajadores de empresas exoneradas de la cuarentena. La insuficiencia de funcionarios y la ausencia de un criterio para comprobar las credenciales de los usuarios, ocasionó un tumulto en el que no se cumplían las medidas de distanciamiento, según pasajeros consultados por El Pitazo.

LEE TAMBIÉN

DESINFORMACIÓN MARCÓ FLEXIBILIZACIÓN DE CUARENTENA EN METRO DE CARACAS

tren valles del tuy
Usuarios pidieron agilizar el sistema de ingreso | Foto: Jesús Barreto

Sin coordinación

Poco después de las 6:00 am en la estación Charallave Sur los usuarios rompieron el débil cordón de seguridad y entraron sin verificación. Así lo reportaron usuarios, incluso a través de Twitter. En las otras tres paradas situadas en Valles del Tuy las colas kilométricas colas fueron atendidas con normalidad.

“Algunos teníamos casi una hora en la cola y nada que avanzaba. Se perdía más tiempo que en el viaje. No había coordinación, a la gente con uniforme y carnet no la dejaban pasar y eso hacía todo más lento. Nadie estaba pendiente de que se respetara ninguna norma de salud”, aseguró Liliana Campos, empleada de una entidad bancaria estatal, ubicada en el centro de Caracas.

Como Campos, centenares de usuarios residentes en Yare, Charallave, Cúa, Ocumare, y Santa Teresa del Tuy se quejaron frente a las rejas de las estaciones Cúa y Charallave Norte por la lentitud del método de ingreso. Una vez dentro el sistema operaba con relativa normalidad. El costo del pasaje sigue exonerado, pues los pocos operarios del IFE fueron asignados a tareas de registro de los usuarios que lograban ingresar.

“Me parece injusto que aun habiendo pocos usuarios, el servicio siga siendo lento. En todo el tiempo que uno pasa en cola está expuesto al contagio y a llegar tarde. Deben mejorar eso. Hacen dos verificaciones: una afuera de la estación y otra para entrar a los andenes. No anotan más que el sector para el que uno trabaja”, contó Franklin Domínguez, habitante de Charallave.

LEE TAMBIÉN

GASOLINERAS EN CARACAS REGISTRAN LARGAS COLAS PARA SURTIR COMBUSTIBLE

Relativa normalidad

Las medidas de desinfección que se implementaron a mediados de marzo, cuando inició la pandemia, tampoco se cumplen. Hasta el mediodía el embarque y desembarque de los trenes transcurrió de forma normal. En promedio los conocidos 15 minutos de diferencia, como constató un equipo de El Pitazo en un recorrido. Dentro de los vagones las aglomeraciones fueron inevitables, más que por la alta afluencia de usuarios, por el retraso de ingreso.

La lenta verificación se repite de ida y vuelta. Usuarios piden se agilice este trámite. A las 4:00 pm en los terminales cercanos a las estaciones en Valles del Tuy el transporte superficial desaparece. De acuerdo con lo planteado en el esquema de moderación de las restricciones, denominado “Nueva Normalidad Relativa y Vigilada”, el gobierno supervisaría el funcionamiento del transporte público. No obstante, en el tren de mayor capacidad del país, la normalidad volvió relativamente y con una vigilancia desbordada.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a