Trabajadores de colegio municipal de Sucre denuncian suspensión de la entrega de cajas Clap

89

Caracas.- Personal docente, administrativo y obrero del Colegio Municipal Tito Salas, ubicado en la parroquia Filas de Mariche del municipio Sucre, denunciaron que no les entregan las cajas de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) desde el mes de enero, aunque les siguen descontando el monto de sus salarios.

Celina Torrealba, profesora de bachillerato, considera que pagar 100 bolívares por los productos subsidiados por el Estado es irrisorio, pero su salario mensual, fijado en 22.000 bolívares, apenas le alcanza para cubrir los gastos de pasaje, que son más o menos de 800 bolívares diarios para llegar desde Petare al colegio y regresar a casa.

En noviembre de 2018, al personal del Tito Salas le llegaron las cajas Clap y los productos, según cuentan, estaban vencidos. Exigieron cambio y fue realizado en enero de este año, desde entonces, no han recibido los rubros. Ya en ese momento había menos productos, no tenían ni atún, ni salsas, ni azúcar.

Maritza Hernández, personal de limpieza de la institución, aseguró que los alimentos de las cajas son el único derecho con el que contaban, porque no tienen garantizados ni el seguro de HCM ni el servicio funerario, porque, según las autoridades municipales, sus salarios no les permiten las coberturas de esos beneficios.

La Alcaldía del municipio Sucre, a cargo de José Vicente Rangel Ávalos, representante del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), no da respuestas a los trabajadores. Ellos solo escuchan rumores, entre esos, que la distribución de las cajas está paralizada, porque los alimentos de los comités están siendo utilizados por Gabriela Chacón de Rangel en unos comedores privados creados por ella.

Aunque la afirmación de que dejarán de recibir las cajas proviene de trabajadores de la misma alcaldía, los docentes, obreros y personal administrativo no han recibido ningún comunicado oficial. No hay razones que expliquen las fallas con la distribución de los alimentos importados por el Estado y que, según Nicolás Maduro, deberían llegar a los sectores populares cada 15 días.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.