29.1 C
Caracas
miércoles, 12 junio, 2024

Temporada de incendios forestales: se requiere dotación de equipos, precaución y conciencia ciudadana 

La secretaria de organización del Sindicato Sunep-Inparques, Marlene Sifontes, aseguró que no hay manera de predecir un incendio, pero sí prepararse para combatirlos. Sin embargo, dijo que en los últimos años los protocolos de precaución no se han hecho a tiempo y tampoco se han respetado las medidas precautelares para proteger los parques 

-

Caracas.- En medio de la temporada de incendios y las altas temperaturas en Venezuela, el Sindicato Unitario Nacional de Empleados Públicos del Instituto Nacional de Parques (Sunep-Inparques) advierte que los equipos de guardaparques y bomberos no tienen los insumos suficientes para atender la propagación del fuego al momento de una eventualidad, por lo que asegura que urge la dotación de equipos, así como la precaución y conciencia ciudadana.

En los últimos días se han registrado múltiples incendios forestales, pero el más reciente se reportó en el Parque Nacional Macarao, en Caracas, este viernes 15 de marzo.

Asimismo, desde el pasado lunes 11 de marzo se propagó un incendio en el Parque Nacional Canaima, y aunque se desconoce la magnitud de los daños, el cuerpo de bomberos se encuentra en el estado Bolívar realizando las labores necesarias.

Sunep-Inparques informó este sábado 16 de marzo que el incendio en el Parque Nacional Macarao afectó al primer bosque de pinos y se está extendiendo hasta el segundo. El equipo de voluntarios y bomberos del estado Miranda se encuentran combatiendo las llamas, pero se requiere más apoyo debido a que el incendio llegó a una zona de difícil acceso.

«Al momento de registrarse un incendio, la primera respuesta dentro del parque la tienen que dar los guardabosques. Por lo tanto, es necesario que cuenten con los equipos necesarios para combatir el fuego mientras llega el equipo de apoyo», según explicó Marlene Sifontes, secretaria de organización del Sindicato Sunep-Inparques.

Incendio en Parque Nacional Canaima: autoridades envían bomberos al Auyantepuy

Entre los insumos necesarios destacan: rastrillos, palas, paños, bolsos especiales para trasladar agua, GPS, radios y linternas, además de buenas condiciones del lugar como lo es la electricidad, el servicio de agua y el buen funcionamiento del sistema hídrico dentro del parque.

Sifontes recordó que es indispensable la debida formación de los guardaparques y no solo en cursos exprés donde no reciben la instrucción en cuanto a leyes que protegen los parques, cursos de sobrevivencia y de primeros auxilios. 

Protocolos y medidas de precaución 

Marlene Sifontes aseguró que no hay manera de predecir un incendio, pero sí prepararse para combatirlos. Sin embargo, dijo que en el caso del Ávila en los últimos años los sistemas de cortafuegos no se hicieron a tiempo, y tampoco se han respetado las medidas precautelares para proteger el parque. 

Comentó que la temporada de incendio comienza en noviembre y, por lo tanto, en septiembre de cada año se presentaba una propuesta para la limpieza de los cortafuegos para iniciar los trabajos en enero, entendiendo que los dos meses anteriores son fríos. Sin embargo, dijo que ese protocolo se dejó de aplicar. 

«Las medidas de precaución y restricciones se tienen que tomar a tiempo y en todos los parques del país», comentó Marlene Sifontes en entrevista vía telefónica con El Pitazo.

Carabobo | Incendio forestal consume 60 hectáreas del cerro El Café en Naguanagua

Explicó que con el sistema de cortafuegos de Venezuela -modelo en toda la Latinoamérica – se busca que al momento de registrarse un incendio no se propague al bosque y sólo se queme el pie de monte. Este mecanismo tiene un procedimiento que se divide en varias fases. 

En el caso del Parque Nacional El Ávila, los primeros que actúan son los obreros que están adscritos al parque y que se encuentran ubicados en el área recreativa de Los Venados. Ellos deben limpiar el bosque de sabana (pie de monte), denominado como material combustible, para evitar que el fuego alcance la parte alta del bosque que es donde se encuentra el cortafuego.

El siguiente paso consiste en las labores del guardabosque que debe recoger todo el material combustible y retirarlo del parque para evitar un incendio mayor. Luego actúan nuevamente los obreros que deben escardillar toda esa zona.

Después de esos procedimientos intervienen los bomberos forestales que hacen la zanja que conforma el cortafuegos, lo cual va a impedir que el incendio se extienda a la parte del bosque, pues si eso ocurre será más difícil controlar el fuego, de acuerdo con Marlene Sifontes. 

Después que pasa todo el incendio comienzan las labores de refrescamiento que son necesarias y las realizan los guardabosques, quienes riegan las zonas afectadas antes de que salga el sol para evitar que alguna chispa que haya quedado inicie otro incendio. 

Respetar las normas y espacios 

Marlene Sifontes indicó que a los funcionarios de la Guardia Nacional y a los guardaparques les corresponde el cuidado ambiental junto con Inparques, pero no se está realizando de la manera correcta y los usuarios están ingresando al Ávila por lugares no permitidos, por lo que pidió a los ciudadanos ser conscientes y respetar los espacios.

«Está demostrado que la mayoría de los incendios ocurren por la mano del hombre. Hago un llamado a la ciudadanía para que atienda las instrucciones, ser buenos ciudadanos, respetar las medidas precautelares. Deben entender que estamos en una época muy dura por los incendios, pero también por el calentamiento global», enfatizó Sifontes.

También pidió a los usuarios que al momento de visitar un parque se registren en puestos de guardabosques, ingresar por las caminerías que están permitidas y evitar atajos. De esa manera, al momento de ocurrir un incendio, el equipo de bomberos, guardaparques y voluntarios van a buscar primero a los visitantes para resguardar sus vidas antes de comenzar a combatir el fuego.

Explicó que en temporada de incendio hay una medida en el Parque Nacional El Ávila donde se autoriza a la Guardia Nacional y a los guardaparques a revisar los bolsos y decomisar a los usuarios todo producto que genere combustión.

Se prohíbe que los visitantes hagan fogatas o pernocten en el lugar. Asimismo, no se permite la quema en los poblados autóctonos que están dentro del parque, pues un cambio de viento puede modificar la dirección del fuego y convertirlo en un gran incendio forestal. 

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a