21.5 C
Caracas
sábado, 26 septiembre, 2020

Sólo con dos máquinas de hemodiálisis cuentan 40 pacientes renales de Guatire

Este jueves amanecieron dañadas cuatro de las seis máquinas que estaban operativas en la unidad desde el año pasado. Los afectados señalan que no obtienen respuesta de la Dra. Emilena Romero del Ivss

-

Guatire.- Cuatro máquinas de hemodiálisis amanecieron dañadas este jueves, 3 de septiembre, en la Unidad de Diálisis de la Clínica San Martín de Porres, ubicada en Guatire, en el estado Miranda. Lo ocurrido reduce la capacidad de atención para los 40 pacientes renales que dependen de este tratamiento para vivir y que, a partir de este momento sólo cuentan con dos equipos operativos.

LEE TAMBIÉN

Sin soluciones continúa la unidad de diálisis de Guatire

Aunque está ubicada en las instalaciones de una clínica privada, esta unidad de diálisis es dependencia del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss), por lo que los afectados hacen el llamado a la Dra. Emilena Romero, directora nacional de nefrología, para que atienda el llamado de reparación urgente de las máquinas.

«Esto nos tomó por sorpresa esta mañana. El año pasado luchamos para que nos fuesen reparadas las máquinas y ya comenzaron a dañarse otra vez. Pedimos la colaboración del Seguro Social de manera urgente porque nuestras vidas están en peligro», refirió Leonor Villegas, vocera de los pacientes renales de Guatire.

Hasta el momento, los pacientes de esta unidad de diálisis se mantienen a la espera de una respuesta oficial del Ivss, sobre un plan que permita que les sea garantizado el tratamiento a toda la población que recibe atención en el lugar, mientras se reparan las máquinas.

Los afectados también piden a los alcaldes de Plaza y Zamora, Luis Figueroa y Hugo Martínez, respectivamente, así como al gobernador de Miranda Héctor Rodríguez, para que gestionen las reparaciones de los equipos dañados.

- Advertisement -

En agosto del año pasado, los pacientes renales de la Unidad de Diálisis de Guatire protagonizaron una protesta en la que mantuvieron cerrada la Avenida Intercomunal Guarenas-Guatire, a la altura del semáforo de Makro y Farmatodo, para exigir la reparación de dos máquinas que estaban dañadas, debido a que en ese momento estaban funcionando cuatro y no se daban a basto para atender a todos los pacientes.

Aquella protesta de connotación nacional mantuvo cerrado el paso entre la capital y el oriente del país durante dos horas y logró atención en tiempo récord de los requerimientos de los afectados.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado