21.7 C
Caracas
lunes, 20 mayo, 2024

Sociedad Venezolana de Ingenieros Agrónomos prevé un aumento en precios de fertilizantes

Se han cerrado 25% de las plantas de fertilizantes de la Unión Europea por el alza del costo del gas y por los efectos de la pandemia, es por esto que en el Viejo Continente escasea el NPK. En Venezuela no se produce NPK u otros fertilizantes

-

Caracas.– La Sociedad Venezolana de Ingenieros Agrónomos (Sviaa) advirtió, mediante un nota de prensa, que de producirse un conflicto bélico en el este de Europa, los precios de los fertilizantes en el mundo pueden incrementarse un 25 % y esto repercutiría en la producción agrícola del país.

Ucrania es una de las naciones que más produce fertilizantes al nivel global y los problemas políticos repercuten en el sistema alimentario internacional, porque hay commodities involucrados, como los fertilizantes, que dependen del petróleo y la producción de gas para garantizar la producción a gran escala”, explicó el ingeniero Saúl Elías López, presidente de la Sviaa, al agregar que el precio de fertilizantes como el NPK se ha incrementado en un 116 % desde fines del año pasado y en lo que va de 2022.

Este insumo agrícola es producido a gran escala por Rusia, China, India y Ucrania, con lo cual se ha constituido un oligopolio, debido a que se han cerrado 25 % de las plantas de fertilizantes de la Unión Europea por el alza del costos del gas y por los efectos de la pandemia, es por esto que en el Viejo Continente escasea el NPK, detalla la nota de prensa.

Trabajadores de Monómeros: gerente general firmó contrato con una empresa de su propiedad

En Venezuela no se produce NPK u otros fertilizantes. “Nuestra industria petroquímica presenta carencias y Monómeros, empresa venezolana ubicada en Colombia, tampoco está en capacidad de aportar este tipo de insumo, lo cual complica la situación de los productores venezolanos”, agregó el dirigente gremial.

El presidente de la Sviaa añadió que para 2022 el panorama de suministro de materia prima y de sus costos no es alentador. “Hace un año, varias empresas privadas que pedían los productos a Rusia debían hacer un prepago de 26 dólares por saco y en 2022 se exige el prepago de 48 dólares por saco. Esto se traduce en un aumento de los precios de los insumos importados de 25 %, que se trasladará al precio final del producto. Si en 2021 poner a producir una hectárea de maíz costaba 1.000 dólares, para 2022 costaría 1.200 dólares”, apuntó.

A su vez, recomendaron al Gobierno repotenciar e invertir en mejorar la gestión de Pequiven, en especial retomar la producción de NPK, asegurando que los mercados mundiales son volátiles y prefieren a mercados seguros y confiables como países de la región como Argentina y Brasil.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a